Con la pandemia se evidenciaron los problemas referidos a la falta de recursos informáticos de los alumnos de la provincia, ya que muchos no cuentan con computadoras o teléfonos para poder acceder a las clases virtuales. Tampoco todos cuentan con un fácil acceso a internet.

Además, continúan los reclamos del sector docente por la falta de un acuerdo salarial.

“Observamos con mucha preocupación que el sueldo está muy por debajo de la canasta básica”, dijo Cynthia Cepeda, docente integrante de la Agrupación de docentes fueguinos “La Roja”.

Y explicó que “en febrero se decidió comenzar las clases, se había llegado a un acuerdo y se aceptó un aumento del 20%, que llevó el cargo a $30 mil, con el compromiso de discutir la cuestión salarial en mayo o en agoto, pero esto no se cumplió. Recién este mes, en septiembre, nos pagaron la primera cuota de marzo, de lo que nos deben del acuerdo. Los meses que nos adeudan los van a seguir pagando en cuotas”.

Y agregó que “desde el gobierno se dijo que nos iban a pagar material didáctico e internet, pero tampoco lo pagaron. Dijeron que lo iban a pagar todo junto y tampoco hemos sido informados. Esto de material didáctico e internet no alcanza, con $2000 no pagamos internet”.

En cuanto al cambio de modalidad durante la pandemia, la docente señaló que “hubo distintas formas de llevar a cabo las clases virtuales, algunos han optado por clases por zoom, pero vemos que hay una baja participación de las familias porque muchos no tienen acceso a internet o computadoras para poder conectarse”.

“Los estudiantes tampoco cuentan con un apoyo. Los que estamos dentro del aula sabemos que los alumnos requieren un acompañamiento que tampoco tienen en las clases virtuales”, dijo.

“Propusimos que desde el gobierno se vea esto y se les facilite a las familias netbooks y la posibilidad de acceder a internet. Porque aquí se ve la brecha que hay”, concluyó.