Fue en el juicio que concluyó ayer contra un hombre de 39 años, acusado del abuso sexual de sus dos hijas biológicas en el año 2010.

El Tribunal de Juicio Oral condenó a la pena de 20 años de prisión de cumplimiento efectivo al hombre de 39 años enjuiciado en relación al abuso sexual de sus dos hijas biológicas en el año 2010, el cual permaneció prófugo hasta el año pasado.

Los jueces Juan José Varela, Daniel Borrone y Sergio Dieguez, emitieron el fallo que coincidió en un todo con lo que había solicitado la fiscal Laura Urquiza en su alegato, reclamando este alto monto de pena.

A.G.D. de 39 años fue condenado por la figura penal de “abuso sexual con múltiples agravantes, por acceso carnal, la condición de padre de las víctimas, e incluso la exhibición de imágenes pornográficas”, a las mismas con la intención de corromperlas.

Este monto de pena es el mayor impuesto en un caso de abuso, registrando un antecedente similar solamente en el caso de la condena a Walter Ledesma en 2010 por el abuso reiterado de dos hijastros.

Los fundamentos del veredicto serán dados a conocer el próximo 27 de abril.