El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) informó que tuvo que suspender de manera forzada sus actividades en el país debido a la falta de transferencia de la totalidad de los fondos acordados con el Estado nacional para cubrir los gastos operativos de 2018.

“Este año el EAAF realizó sus tareas a la espera de la transferencia de la asistencia acordada, quedando en una situación financiera crítica para sus trabajos en la Argentina. El Estado no liberó aún los fondos prometidos por los trabajos ya realizados”, anunciaron en un comunicado.

El trabajo local del organismo se financia en gran parte gracias a un “Convenio de Cooperación y Asistencia Financiera”, que desde 2005 firman con el Ministerio de Justicia nacional, a través de la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural.

El acuerdo tiene como objetivo solventar parte las actividades de la organización científica no gubernamental en Argentina. Incluyó el compromiso por parte del EAAF de realizar trabajos tales como la identificación de los soldados argentinos enterrados en Malvinas como NN, la búsqueda e identificación de desaparecidos de la década del 70, la colaboración en casos de femicidios, trata de personas, desapariciones actuales y otros casos complejos.

“Por demoras ajenas a la institución” el convenio de 2018 fue firmado recién en el mes de octubre. Sin embargo, el problema no radica en este punto. Luis Fondebrider, miembro fundador y director ejecutivo del EAAF, explicó a Infobae que en años anteriores también hubo demoras para finiquitar el acuerdo. Pero nunca sucedió que a esta altura del año no se hayan depositado los “fondos indispensables para seguir operando”.

“Todos los pasos administrativos del convenio con el Ministerio de Justicia se han visto demorados y todavía no sabemos si nos transferirán lo correspondiente a 2018, y tampoco si la transferencia será por el total comprometido. Los funcionarios consultados señalan que van a transferir la mitad del monto acordado, pero eso hasta el jueves (19 de diciembre) al cierre del horario bancario no había ocurrido”, dijo Fondebrider.

El director ejecutivo aclaró que el cese de actividades no corresponde a un paro: “El EAAF es completamente independiente en su trabajo, que se basa en criterios científicos. Contamos con personal especializado, gastos operativos e insumos que deben ser cubiertos y no estamos en condiciones de hacerlo sin esos fondos. Es una situación muy delicada porque afecta expectativas de familiares y trabajos ya iniciados”.

Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se refirieron a la situación y comunicaron que este “20 de diciembre, se procedió a la autorización del pago de la primera cuota del convenio del año 2018”, mientras que, de acuerdo a lo firmado, “la transferencia de la segunda cuota queda supeditada a la rendición y aprobación de los gastos de la cuota anterior”.

 

Fuente InfoBae