El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta; aseguró que la decisión de sostener el ciclo lectivo ante la emergencia por la pandemia de Coronavirus depende de un consejo de especialistas en Salud.

“Nos recomendaron que no es necesario suspender las clases”, precisó. Sin embargo, aclaró que las indicaciones pueden cambiar “en las próximas horas o la semana próxima”.

Asimismo, “el trabajo de hoy es ver cómo logramos detener el avance del contagio y con ese fin el Consejo de Expertos nos indican que la suspensión de clases no va a tener ningún impacto por el momento”, señaló el titular de la cartera educativa en declaraciones al canal de noticias TN y La Red.

Trotta expresó que aún hay “mucha incertidumbre” sobre la evolución epidemiológica y se mostró comprensivo con la opinión de las familias que creen que es necesario tomar medidas más restrictivas en torno a la no concurrencia a los establecimientos.

“Entiendo la preocupación que tenemos como padres, pero más allá de la mirada que de cada uno pueda tener tenemos que confiar en lo que dicen los especialistas”, sostuvo.

Indicó que “no estoy en condiciones de afirmar qué debería cambiar para que se suspendan las clases”. No obstante, Trotta planteó que la posibilidad de levantamiento del ciclo lectivo es dinámico y que se está “coordinando minuto a minuto con los especialistas” en cada jurisdicción.

Medidas nuevas

El ministro de Educación de la Nación ayer firmó una resolución en la que establece un protocolo a seguir por parte de las escuelas y establecimientos educativos ante casos posibles de coronavirus o positivos confirmados.

“En caso de sospechas de casos de coronavirus en una escuela, se cierra el aula” hasta que se determine si se confirma la enfermedad, planteó el funcionario. “En caso de que sea positivo, se cierra todo el establecimiento educativo”, aseguró.

Por otro lado, si se produce la circunstancia de que los involucrados son las autoridades escolares y el personal no docente, se los “aislará para determinar todos los contactos posibles” que tuvieron en el lugar.

Trotta insistió en que la atribución de la suspensión de las clases depende de las jurisdicciones, a raíz del carácter federal del sistema educativo. En ese sentido, aclaró que cuando se produzca el cese preventivo de la enseñanza en las aulas “no quiere decir que vaya a ser en toda una provincia”.

Al mismo tiempo, recordó que ya están en marcha las medidas que anunció el presidente Alberto Fernández como la decisión de no concurrir los alumnos a clases en caso de que haya familias que vengan del exterior de zonas donde la circulación fue declarada.

“La prevención se vincula con la solidaridad y el cumplimiento de cada una de las medidas de higiene, de evitar el contacto innecesario en los saludos, en las maneras de toser y estornudar. Queremos que sirva para modificar las conductas en cada uno de los hogares”, resumió.

Agenda educativa

Nicolás Trotta se reunirá con los ministros de educación de las 24 jurisdicciones, el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), el Consejo de Rectores Universitarios Privados (CRUP) y referentes de los 5 sindicatos docentes nacionales.

El objetivo es llevar adelante una mesa de trabajo que articule a todos los actores del sistema educativo y evaluar las medidas vigentes y aquellas a adoptar ante el avance del coronavirus. “También estarán presentes especialistas para informar cómo es la situación al día de hoy”, indicó el funcionario.

Ayer, el gobierno de Jujuy decidió suspender las clases por 2 semanas, al igual que Misiones, pero se debe a la consecuencia del brote de dengue.

En simultáneo, el ministerio de Educación de la Nación puso en evaluación diferentes metodologías de enseñanza a distancia para que “los alumnos puedan continuar con el aprendizaje desde los hogares”, en caso de que la emergencia se profundice.

“Nosotros nos preparamos en caso de que en algún momento se suspendan las clases, herramientas pedagógicas de acompañamiento para que puedan darle continuidad a todos los procesos de enseñanza y aprendizaje desde los hogares”.

El jueves, el ministerio de Salud de la Nación confirmó 10 nuevos casos positivos de COVID-19 y ya son 31 los infectados en todo el país. Tres de las personas se contagiaron por mantener un contacto estrecho con infectados. Los últimos casos fueron de Córdoba, ciudad de Buenos Aires, Chaco y la provincia de Buenos Aires.

Hasta el momento se produjo una muerte, la de un hombre de 64 años, que estaba internado en el Hospital Argerich.