Una fiesta clandestina en un domicilio de la calle Shelknam al 200 de Río Grande fue advertida por el personal policial que, a la 1:30 de la madrugada del domingo, se hizo presente en el lugar y constató la participación en el encuentro de 20 mayores y 27 menores.

El hombre que atendió en la vivienda explicó que compartía una cena con familiares, amigos y allegados, por lo que se le solicitó el desalojo al encontrarse vigente el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que implica la prohibición de reuniones sociales.

Asimismo intervino el Juzgado de Instrucción N° 1 a cargo del doctor Daniel Césari Hernández, el cual ordenó la notificación de derechos y garantías de la totalidad de las personas en el lugar, en conjunto con el trabajo de la Comisaría de Género y Familia.