El fiscal subrogante Eduardo Urquiza analiza un cambio en la acusación a dos jóvenes que participaron de una brutal pelea, que derivó en un joven hospitalizado, luego de un picadito de futbol que se realizó en la cancha del Campamento YPF.

El joven herido, de 26 años terminó con fractura de maxilar inferior a causa de golpes y patadas recibidas, de parte de dos jugadores del equipo rival; uno de 19 años y el otro de 20.

Ambos acusados permanecen detenidos y hoy serán indagados por la acusación de “tentativa de homicidio” lo que obligó a sacar el caso del ámbito de flagrancia cuando se lo pensaba como un hecho de “lesiones graves”.

Algunas testimoniales fueron contundentes respecto de que el partido se terminó a causa de que los dos imputados estaban exaltados, y tras esto uno de ellos agredió de un golpe de puño desde atrás a Luna, quien cayó desvanecido al suelo.

Luego se imputa a ambos haberlo pateado en el suelo cobardemente, sufriendo lesiones que motivaron su intervención quirúrgica.

Trascendió incluso que uno de los imputados tiene antecedentes deportivos por este tipo de indisciplinas en la liga local de AFA. (Resumen Policial)