El Municipio de Río Grande llevó a cabo una jornada de cardiología sobre últimas guías de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial en el del Centro de Salud Municipal N°3 (CSM N°3) de Margen Sur.

La actividad estuvo a cargo doctor Raúl Maltez, médico cardiólogo y presidente del Distrito Austral de la Sociedad Argentina de Cardiología y fue destinada al equipo de enfermeras del área de saludes del Municipio, médicas y promotoras de salud.

La temática abordada fue la actualización de las últimas guías de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

Al respecto, la encargada del CSM N° 3, doctora Fanny Urquizo,  expresó  que “para nosotras es muy importante esta actividad porque tenemos control de signos vitales antes de entrar al consultorio así que sí o sí todos los pacientes son controlados también con la presión”.

Además puso de relieve que ante consultas donde la gente realiza consultas por otras cuestiones “hacemos hallazgos casuales y se detectan valores aumentados”.

“Lo ideal es trabajar antes de que se manifieste el daño, hacer detección precoz y quienes ya tienen el diagnóstico, realizar el control de manera periódica para asegurarnos de revertir la hipertensión” expresó la encargada del CSM N°3.

Por su parte, el doctor Maltez indicó que “lo que hice fue una actualización, una puesta al día, según las últimas guías de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial y estuvo destinada a difundir todos aquellos datos concernientes al diagnóstico y el seguimiento de los pacientes”.

“El último registro sobre hipertensión arterial reveló que el 36% de la población de nuestro país por encima de los 18 años padece de esta enfermedad y la mayoría de estas personas no estaban al tanto y esto se debe a que es asintomática” explicó el profesional.

“Lo llamativo es que es una preocupación de la comunidad médica cardiológica porque una de cada cuatro personas que están bajo tratamiento no consiguen controlar la hipertensión que es llevar la cifra de presión arterial por debajo de 14.9” sostuvo el cardiólogo.

Y subrayó que “las consecuencias pueden ser desarrollar la aterosclerosis, que es la enfermedad arterial más común, y a nivel cardiaco van desde el engrosamiento de las paredes del corazón hasta la insuficiencia cardiaca, que también contribuye al desarrollo de las enfermedades coronarias, como el infarto de miocardio”.

“Para prevenir son los hábitos de vida saludables, es decir, tener una alimentación saludable, hacer actividad física de forma regular, tratar de mantener un peso ideal y no fumar, así como también llevar a adelante controles de presión arterial puesto que es el único método para asegurar el diagnóstico a través de múltiples tomas de presión” concluyó Maltez.