El Ejecutivo Provincial finalmente envió la notificación de la convocatoria a la negociación salarial de los docentes con fecha 1 de marzo, con lo que el margen de días para negociar con los gremios antes de que comiencen las clases es prácticamente inexistente ya que el lunes 5 docentes y alumnos deberán volver a las aulas.

Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina (SUTEF) indicaron que es una “mal llamada paritaria dado que no está enmarcada en la ley vigente. No obstante la organización asistirá y participará de la misma” y además a la mismas fueron invitados otros gremios como son ATE, UPCN, UDA y AMET cuando la ley provincial dice que sólo el sindicato con más afiliados, en este caso del SUTEF, será parte de las negociaciones.

Al encuentro, el sindicato docente, llevará los puntos consensuados en las asambleas realizadas en los distintos establecimientos educativos y ya se adelantó que el Gobierno deberá tener en cuenta el DNU que fija el salario mínimo docente, más el 100 por ciento de zona porque “durante los años 2015, 2016 y 2017, la cantidad promedio de horas cátedra y cargos presupuestarios casi no variaron, el crecimiento vegetativo que recibe la antigüedad y algunos otros ítems es del 1 ó 2 por ciento. En el 2016 no hubo aumento al básico, en el 2017 solo fue el cinco por ciento, lo que se incorporó al básico. Los decretos en 2016 y en 2017 no superan el 10 por ciento de aumento de la masa salarial total del escalafón docente”.

Además explicaron desde el SUTEF que “el crecimiento de ingresos por coparticipación, sumado al crecimiento de la recaudación de AREF durante el 2016 y el 2017 ascendió a un 91por ciento. Este aumento en los ingresos de la provincia, sumado a la reducción de envío de fondos a los municipios, generan las condiciones de sobra para dar cumplimiento a los salarios docentes teniendo en cuenta el salario mínimo docente nacional y cumpliendo con el 100 por ciento de la zona que establece la ley”.

Tomando en cuenta los resultados de las negociaciones de los últimos dos años, no se espera que la discusión salarial tenga una pronta resolución.

ATE va por el consenso

Por su parte Marcelo Córdoba, secretario General de la seccional Río Grande de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), otro de los gremios que participará de la mesa de negociación salarial docente, informó que la Comisión Directiva tomó la decisión de no adoptar medidas que pongan en riesgo el normal desarrollo del ciclo lectivo, para no perjudicar a los alumnos.

En declaraciones a Aire Libre el dirigente estatal afirmó que ATE “no entorpecerá el inicio de clases” y aseguró que la decisión que fue resuelta con mandato a todos los delegados de sectores en el escalafón Educación.

“Aun cuando tenemos disidencia en esa decisión, es lo que se ha resuelto desde la Comisión Directiva de nuestro gremio; tenemos que empezar a madurar en la adopción de medidas gremiales para reclamar, de manera de no perjudicar a los alumnos”.

Córdoba aseveró que “en los tiempos que vivimos no podemos privar a los chicos de acceder a una copa de leche o un plato de comida y que esto es algo que se les ha comunicado a los trabajadores que brindan ese servicio en las escuelas públicas”.

Asimismo el dirigente gremial manifestó que en cuanto al reclamo para recuperar el poder adquisitivo de los salarios “vamos a esperar que la parte técnica del Gobierno presente los informes” y aseguró que “vamos a dar la pelea como lo hemos hecho siempre, porque el que defiende el presupuesto muchas veces engaña”.