Ayer, los legisladores dejaron instaurado el 25 de marzo como el Día de los derechos del niño por nacer, marcando postura en un contexto nacional donde se debate el aborto legal sobre la base de la salud pública.

Esta medida causó el rechazo desde los distintos colectivos feministas de la provincia que convocaron para hoy a las 16 horas, a un pañuelazo verde (o bien prenda o trapo de este color) frente a las sedes de la Legislatura en Ushuaia y Río Grande.

Desde la corriente La Ría emitieron un comunicado donde explicaron que la declaración de esta fecha, se vincula a unas efemérides menemistas, mediante Decreto Presidencial del año 1998,  “el que consagró este día en Argentina siendo el primer país del mundo en hacerlo” agregando que “la instauración de tal fecha se remonta en la tradición cristiana al momento Bíblico conocido como  la Anunciación”.

En este sentido cuestionaron a los legisladores, quienes además aprobaron en un segundo artículo de esta ley la instrucción hacia el Poder Ejecutivo “a realizar anualmente una semana de jornadas de promoción de esta ideología religiosa en instituciones educativas, en clara afrenta al carácter laico de la educación y a lo que establece la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral”.

“Respetamos a quienes profesan una fe. Pedimos respeto por quienes no la profesan, pero advertimos además que las cuestiones religiosas se discuten en los templos, no en los parlamentos” sostuvieron.

Al respecto, el colectivo fue claro al aseverar que el 22 de marzo “es en Tierra del Fuego el día del atropello legislativo perpetrado a plena luz del día por la mayoría de una cámara que ignora la historia de lucha de las mujeres por la libertad de sus cuerpos y de sus vidas”.

“Solo estamos pidiendo el respeto por nuestras propias vidas y la autonomía de nuestros cuerpos, como ciudadanas, como seres humanos” finaliza el comunicado.

Por su parte desde el ejecutivo provincial, el Ministro Jefe de Gabinete, Leonardo Gorbacz emitió su opinión desde su cuenta de Twiter desde la cual indicó  que “como en el resto del país, en #TDF se ha instalado el debate sobre la despenalización del aborto. Debatir abiertamente y con respeto estos temas tan importantes nos hará crecer como sociedad. Ojalá lo logremos. Personalmente estoy convencido que frente al aborto la respuesta del Estado no puede ser la amenaza penal. Así ha sido hasta ahora y no resolvió el problema. Lo empeoró”.