En el marco de una reunión de Comisiones que los Concejales mantuvieron con la asociación Padres de Niños con TEA (Trastorno del Espectro Autista) se analizó el proyecto para implementar la “pirotecnia fría en la ciudad para reemplazar a los actuales fuegos artificiales; y todo asunto pendiente sobre accesibilidad.

La propuesta fue tomada y es impulsada por la concejal Miriam Mora quien recordó que “desde hace muchos años los vecinos manifiestan su preocupación por los fuegos artificiales, las explosiones, y demás, especialmente por las mascotas que se asustan y se van o se pierden” aunque también “varios vecinos nos cuentan lo que sucede con los chicos TEA o TGD en la ciudad  o que tienen otras patología” y “lo que a ellos les produce las explosiones, porque no solamente tienen una percepción auditiva sino también corporal en su totalidad”.

Por lo tanto “es un tema que veníamos trabajando y estamos analizando la posibilidad de implementar esta pirotecnia fría” aunque “otra vez estamos llegando a fin de año y ya sabemos que el Municipio ya ha hecho la compra de fuegos artificiales para este año” aunque “trataremos de que esta sea la última vez que se use la pirotecnia explosiva”.

Por lo que “vamos a hacer las modificaciones correspondientes en el proyecto que presentamos para que se pueda implementar la pirotecnia fría”.

Recordó además que los niños que tienen estas patologías “tienen una sensibilidad auditiva mayor a la nuestra y hay que reducir los decibles sí o sí” entendiendo que “la gran mayoría no puede estar disfrutando de algo que al resto le hace mal”.

Aseguró, sin embargo, que “la idea no es quitar los fuegos artificiales ni postergarlas sino modificarlas y hacer los cambios que tenemos que hacer para que sea un disfrute para todos, incluso en algunos lugares del mundo ya se está utilizando”.

Además mencionó que también está la alternativa de implementar “fuegos artificiales con impacto sonoro mucho más bajos y las luces led” ´por lo tanto “tendríamos que lograr modificar esta Ordenanza y que esta fiesta popular sea inclusiva y todos las puedan disfrutar”.

En cuando al análisis de los costos, la concejal Mora reconoció que “es algo que todavía debemos analizar con Presupuesto, aún lo estamos trabajando en proyecto en Comisión y ah cosas que agregar y otras que modificar” entre las que mencionó la posibilidad de “incorporar una campaña para generar el reemplazo de la pirotecnia para que tenga menor impacto auditivo”.

Por lo tanto ratificó que el proyecto “lo vamos a seguir trabajando y vamos a invitar a todos los que conozcan más sobre el tema y veremos qué es lo mejor que podemos lograr”.

Mora, además, recordó que la empresa proveedora del Municipio “tiene este tipo de pirotecnia con un menor impacto auditivo y por eso también queremos reunirnos con el Municipio2.

Proyecto similar

Por su parte, la concejal Laura Colazo recordó que en relación a la pirotecnia fría desde el bloque que integra “hemos presentado una Ordenanza, ya hace varios años, en ese sentido, y lo que acordamos fue unificar estos proyectos para poder elaborar un dictamen y aprobarlo en la sesión del martes”.

“El proyecto está avanzado y me parece que es algo en que hemos coincidido todos los concejales de que hay que generar el disfrute de todos los riograndenses para este tipo de eventos, pero también respetar a las personas que sufren el impacto de estos juegos artificiales buscando alguna solución intermedia que es la de la Pirotecnia Fría”.

“Otro impacto es también sobre los animales, en los perros, en las mascotas en general, que muchas veces sufren por los ruidos y por las explosiones y también el impacto que se da en las aves playeras que en el mes de diciembre, cuando se dan los fuegos artificiales en la zona del ‘arbolito’ que es un área crítica donde estas aves nidifican y descansan. Obviamente que lo primordial son las personas”.

Consultada la edil del Partido Verde si han trabajado con el Ejecutivo municipal por este tema, dijo que “tenemos que ver cómo quedan definidos los fuegos artificiales este año porque los papás del grupo TEA han tenido reuniones con el municipio esta semana y quedaron que le iban a dar una respuesta porque lo que hay que ver es cómo lo resolvemos para este año”.

En ese sentido confió que “la propuesta nuestra es que se pospongan -tal vez- y ver si el Municipio ya compró o no y eso es lo que hablábamos con el resto de los concejales, si estaban ya en Río Grande los fuegos artificiales o no y en base a eso buscar una solución acorde. Ahora que ya está la conciencia tomada, hay que buscar una solución donde se respete a todas las personas”.