La semana pasada, la Justicia Federal de Río Grande detuvo a cinco personas y notificó de derechos y garantías a otras cuatro, como consecuencia del operativo antidroga y de los allanamientos donde se secuestraron 27 kilos de marihuana y dinero en efectivo.

La investigación comenzó hace más de un año, después de un llamado anónimo al 101, denunciando la venta de drogas. A partir de allí, comenzó el trabajo del área de Narcocriminalidad y de la Fiscalía Federal, por lo que se llegó a este resultado. Ahora, la jueza Mariel Borruto deberá resolver la situación procesal de los detenidos.

“La policía, en vez de decir que ´vamos a detener a estas personas que tienen droga´, por intermedio del juzgado decidió ver de donde viene la droga y quien financia esto”, dijo Juan Vicente, secretario del Juzgado Federal de Río Grande, por Fm masters.

Y agregó: “Para traer casi 27 kilos de marihuana hay que tener una inversión importante, brindar garantías que uno va a pagar, y contar con muchas personas para distribuirla. Por eso el número de personas detenidas. Si uno comienza a indagar siempre va a encontrar más eslabones de esta cadena”.

Vicente también se refirió a las denuncias recibidas al 101, que muchas veces terminan en este tipo de investigaciones: “Se investigan todas, los llamados son anónimos y son analizados por la justicia”.