Por Elias García.- Los trabajadores fueron anoticiados a última hora del miércoles y permanecen dentro de la empresa desde este jueves, en el que se ausentaron los directivos de la planta y no hubo producción.

Un nuevo conflicto en Tecnosur – Digital Fueguina se suscitó este jueves tras el anuncio de la empresa de no poder pagar a los trabajadores los haberes correspondientes al mes de abril, que motivó la permanencia del personal en la planta fabril a lo largo de toda la jornada hasta tanto se resuelva la situación.

El planteo se realizó a través de una comunicación durante el miércoles a última hora, y al arribar a la jornada laboral de este jueves, los trabajadores se encontraron con la ausencia de los directivos de la fábrica.

El comunicado indicó que la empresa que integra el Grupo Garbarino –adquirido el año pasado por Carlos Rosales, también propietario del Grupo Prof – no podrá hacer frente al pago de abril, el cual incluía el primer tramo del aumento salarial del 35% firmado entre la UOM Río Grande y AFARTE, consistente en un 15%.

En el transcurso de este jueves también se concretó una audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo de la provincia y los actores involucrados, instancia en la que la firma se comprometió a mantener el servicio de comedor, limpieza y transporte durante los días hábiles; aunque sin novedades sobre los haberes adeudados, por lo que el lunes próximo se desarrollará un nuevo encuentro de carácter virtual a partir de las 13 horas.

Hasta el momento los operarios bajo convenio colectivo de la UOM mantienen una guardia en la planta como sucedió en los primeros días de marzo, cuando la firma puso en vilo a todo el personal con la falta de pago y cerró sus puertas a horas del inicio del periodo vacacional.

La producción a fasón que la empresa realizaba para NewSan quedó, por el momento, paralizada por el conflicto y los 300 trabajadores (cifra que contempla, también, a las áreas de cocina, seguridad y limpieza) esperan novedades en las próximas horas.

Versiones extraoficiales apuntan al reconocido empresario Francisco De Narváez (quien en 2020 adquirió la cadena de supermercados Walmart) como uno de los principales candidatos a concretar la compra del Grupo Garbarino, que está a la venta y comprende a las empresas Tecnosur y Digital Fueguina radicadas en Río Grande; Garbarino Viajes y la Financiera Fiden (que emite las tarjetas de crédito de Garbarino y Compumundo).