El secretario general de la UOM, Oscar Martínez, presente en la olla popular que se llevó adelante esta mañana en Río Grande, dijo que el gremio “no podía estar ausente”, durante la jornada de protesta de los trabajadores a nivel nacional.

“Tenemos un enfrentamiento con el gobierno nacional y provincial, y con el sector empresario”, dijo Martínez, y aclaró que la olla popular fue una decisión del congreso de delegados “por la defensa de nuestros derechos, en contra de la reforma previsional y contra el ajuste”, dijo el dirigente por Aire Libre.

Martínez tomó distancia de las versiones que tildan a la marcha de hoy como un “apoyo” a Hugo Moyano luego de los ataques del gobierno: “no hay ningún apoyo a ningún dirigente, sino que hay una decisión de apoyar a los derechos de los trabajadores como lo hemos hecho todos estos años”.

“Es un respaldo a los cientos de lucha que hay a lo largo y a lo ancho del país, de los mineros de Río Turbio con quienes estuvimos hace poquito, con los trabajadores de fabricaciones militares en Azul, de los ingenios y tabacales en Jujuy y en Salta, que han hecho una movilización importante y no ha salido en los medios por la bajada que hay del gobierno nacional”, aseguró el secretario general de la UOM.

Con respecto a la visita del ministro de Interior, Rogelio Frigerio para inaugurar obras en Margen Sur, Martínez advirtió que se van a analizar con el congreso de delegados “si hacemos algún tipo de expresión o si solicitamos ser recibidos para manifestar nuestro rechazo a sus políticas y nuestra demanda urgente por la situación difícil que está atravesando Tierra del Fuego, más allá de los acuerdos que haya con el gobierno provincial.”