En el marco de la sesión especial celebrada por el Concejo Deliberante la semana pasada para insistir la Ordenanza de “congelamiento” del valor de la Unidad Fiscal el concejal Raúl Von der Thusen explicó sus argumentos a favor de la propuesta que impulsó.

Von der Thusen sostuvo su convencimiento de que “Río Grande no debía recibir ningún tipo de ajuste, y esto no lo decimos nosotros, sino que hemos escuchado a cada político hablar de ajustes, de tarifazos; abusos y que Macri se vaya”,

Al tiempo que recordó que “en uno de los capítulos de la Carta Orgánica Municipal se plantea cuáles son las facultades que tiene este Cuerpo de Concejales y en ningún momento dice que podemos bajar el gas” y aseguró que los Concejales “lo que podemos hacer, como representante de los vecinos, es realizar algún tipo de gestión como la que estoy llevando adelante con Camuzzi y Enargas. La Luz tampoco la podemos bajar, podemos hacer algún tipo de gestión”

Aunque “de las manos que levantamos para votar no podemos bajar un tarifazo de la luz o del gas, lo único que podemos hacer con respecto a los ajustes es con los impuestos municipales”.

Y tras mencionar cuales son los impuestos municipales advirtió que “los que alquilan seguramente van a pagarlos porque seguramente el propietario lo va a replicar en el alquiler”.

Y recriminó a sus pares que aprobaron el Presupuesto entendiendo que “han votado un impuestazo y han desoído a miles de vecinos que están totalmente en desacuerdo con que Río Grande tenga un impuestazo”.

Y opinó que “la coparticipación nacional y provincial es el 82% del Presupuesto Municipal por lo que el otro 18% son las multas, millonarias, y los impuestos municipales”.

Además, opinó que “lo aprobaron en una sesión ilegítima” ya que “se hizo a espalda de los vecinos porque cuatro días antes 4 concejales aprobamos para que no haya aumento de impuestos en el año 2019”.

Y a modo de arenga señaló que desde su lugar “vamos a seguir intentando, hasta que me vaya, frenar los ajustes que quiere llevar adelante el Intendente Melella”

Y advirtió que “nos vamos a guardar las reservas legales que correspondan porque se ha incurrido en mal desempeño de funcionario público por parte de varios secretarios, y además es nulo porque si una mayoría había votado el congelamiento de impuestos, no puede venir una minoría a cambiarlo porque una minoría no puede decidir por la mayoría”.

Y aseguró que “el municipio tiene un porcentaje de morosidad del 30%, es decir que, de 10 vecinos, tres no pagan los impuestos, a una unidad fiscal a 11.28”. Por lo tanto, se preguntó ¿Como la van a pagar a 14 pesos?”. Y sentenció: “No se aprobó un Presupuesto, se aprobó un ajuste”.

Tras asegurar que las mayorías de las obras en la ciudad se hacen con fondos nacionales aseguró que “en realidad lo que le estábamos sacando para el 2019 era la plata para la política, hay elecciones”.

Por lo cual “le pido al Cuerpo de Concejales que recapaciten porque esta es la única oportunidad que tenemos para poder lograr que no se les toque más el bolsillo a los vecinos de Río Grande”.