Así lo aseguró al programa radial Capicúa, el Ministerio de Educación Diego Romero, quien indicó que esto implica que “en todo lo que tenga que ver con la gestión institucional y pedagógico-didáctica que tiene la institución educativa, seguirán cumpliendo sus funciones en el normal funcionamiento de la Institución”.

El titular de la cartera educativa afirmó que “les dije que estaban en una irregularidad desde que asumí, lo que pasa es que con la implementación del sistema las irregularidades no se podrán cargar” agregando que las mismas corresponden a la falta de procesos administrativos.

En este sentido ejemplificó el caso de un docente que tiene un espacio cuatrimestral y continua cobrando todo el año, cuando tiene que tener la baja en agosto o en marzo. “Esto se da por usos y costumbres que tenía la institución desde hace años”, afirmó.

Además el funcionario aseguró que desde el Instituto “dan argumentos que son pedagógicos pero hay que pensar que estamos en una institución y en un estado, pero lo pedagógico y lo didáctico tienen que ir de la mano de lo administrativo porque sino seria cualquier cosa todo”.

El ministro aseguró que solicitó a las autoridades del IPES que dieran  de baja las horas contra cuatrimestre, porque no tienen ningún aval administrativo, afirmando que esta situación concreta pasa solamente en esa institución en toda la provincia.

Entre otras situaciones Romero contó que “existe la acumulación de horas y cargos, bajas que hay que realizar cuando se sacan artículos por excepción que tampoco se hacían, y dictámenes jurídicos que se han presentado y no los han respetado, falencias en las horas institucionales que ellos mismos otorgan sin aval del ministerio”.

El ministro fue determinante al afirmar que la decisión tomada “no tiene que ver con un tema ideológico ni gremial, sino legal. Yo no me levanté un día y dije voy hacer una resolución para sumariar gente. Cuando uno hace un sumario administrativo, que tampoco es algo malo porque uno lo hace para saber la verdad de la situación y no estar prejuzgando. Significa un camino en la búsqueda de la verdad, donde uno tiene que tener pruebas, no puedo hacer un sumario de la nada y juntar los elementos necesarios para que se pueda dar la investigación correspondiente”, agregando  que “en el gobierno actual no tenemos una persecución ideológica con nadie”.

Respecto a la presencia de personal policial en el IPES durante la asamblea realizada ayer por la tarde, el ministro aseguró que “no ha sido una definición del ministerio, tome conocimiento de esta situación y lo hablé con el jefe el gabinete para que interviniera si era que se estaba dando así, por lo que el jefe de gabinete ha intervenido en esa situación, no ha sido una decisión del ministerio”.

Respecto a cómo seguirá la situación Romero dijo que establecerán una auditoria legal y contable por parte del Ministerio de Economía, y se conformara un equipo  a cargo del subsecretario de Recursos humanos del ministerio  para garantizar el funcionamiento administrativo de la institución;  y colaborarán desde la secretaría de recursos humanos de gobierno para agilizar las actuaciones de los docentes.

Al respecto, Romero aseveró que “todo aquello que no esté dentro del marco legal tendrá que darse de baja, y todos aquellos procesos que se quieran hacer en la institución desde la parte pedagógico-didáctica como investigaciones, capacitaciones que son propias de un instituto de formación de docente, van a tener una resolución con un paquete de horas según las que se requieran en ese proyecto para que las puedan cumplimentar”.