El ministro del interior Rogelio Frigerio visitó las obras que se desarrollan en Monte Gallinero en Ushuaia en las que el gobierno nacional aportó 150 millones de pesos, dos tercios del total, mientras que la provincia hizo lo suyo con una tercera parte del total, 70 millones.

“Es otra prueba  más de que trabajando juntos se pueden resolver los problemas de la gente, problemas básicos, independientemente de los colores partidarios de cada nivel de gobierno”, dijo el ministro, en compañía de la gobernadora, funcionarios provinciales y del gabinete municipal.

“Estamos limpiando la bahía, eso va a mejorar la calidad de vida de la gente, en un lugar estratégico de la ciudad. Es lo primero que ven los turistas cuando bajan del avión. Con la gobernadora decíamos que tenemos que empezar a llamarlo Barrio Bahía Golondrina, que creo que es más lindo”, manifestó el ministro del interior.

Frigerio enumeró las mejoras que se llevan adelante en el barrio, como las escaleras de emergencias, las conexiones de gas, y el cambio de luminaria. “El municipio también está haciendo el asfalto”, agregó Frigerio.

El ministro volvió a reiterar que la Nación desembolsó 2700 millones de pesos en obra pública para la provincia, y afirmó que “para le llegue a la gente de manera rápida tenemos que trabajar en conjunto con los demás niveles de gobierno”.

A pesar de la polémica alrededor de la compra y reventa de seis parques eólicos por parte de la familia presidencial, el ministro citó a Macri para referirse a la corrupción de gobiernos anteriores: “como dice el presidente, con la obra pública hay dos claves primero terminar con esa asociación que había en el pasado entre obra pública y corrupción, y segundo cumplir con la palabra y terminar la obra en el plazo que fijamos”.

Frigerio también aseguró que “siempre trabajamos de manera abierta, dialogando con todos los niveles de gobierno”, mientras que desde el municipio de Ushuaia afirman que “nunca hubo un diálogo con el gobierno nacional durante la gestión macrista”.

“Necesitamos hacer lo mismo con los municipios. Es cuestión de entender lo que la gente quiere de nosotros y ponerse de acuerdo”, cerró Frigerio.