En la jornada de ayer integrantes de la Unión Obrera Metalúrgica se manifestaron en la puerta de la empresa Electrofueguina para reclamar por “presiones y hostigamiento” a los trabajadores, por parte del personal jerárquico. Dese la entidad gremial aclararon que la situación viene siendo denunciada por el cuerpo de delegados, pero lejos de resolverse se habría profundizado en el último tiempo.

En este sentido Ángel Gordillo, secretario de Organización de la UOM confirmó que la medida de protesta estuvo relacionada con “las presiones, persecución y hostigamiento” que vienen sufriendo los trabajadores de la empresa de electrónica Electrofueguina “por parte del personal jerárquico” al tiempo que remarcó que “los empresarios pretenden que los trabajadores no se expresen” y por ese motivo, cuando se conocieron los reclamos por esta circunstancia, las presiones se multiplicaron y profundizaron.

En este marco Gordillo aclaró que “los compañeros están haciendo superproducción por las presiones que reciben para intensificar los ritmos, algo que termina en muchísimos casos con lesiones” y explicó que “ese es precisamente uno de los puntos que planteamos en las negociaciones paritarias, cuando hablamos de las condiciones de empleo”.

Al ser consultado sobre en qué sectores se da esta problemática, el dirigente metalúrgico indicó que la situación de persecución y hostigamiento se da en toda la planta, no solamente en una línea en particular o sector” además de que “algunos jerárquicos ya cuentan con antecedentes similares en otras fábricas, donde repitieron este mismo accionar”.