Uno de los puntos que se agregaron en varias negociaciones colectivas durante 2017 fue la “cláusula gatillo” que se activa en caso de que la inflación supere lo acordado por la patronal y los trabajadores, y de esta manera evitar que la suba de los precios desvirtúe el aumento conseguido. Una de las primeras en “activarse” ha sido la de los empleados de comercio por lo que los trabajadores del sector recibirán un 6 por ciento de aumento en tres tramos, lo que se suma al 20 por ciento de lo acordado para la paritaria del año pasado.

Según informaron medios nacionales la Federación de Empleados de Comercio y las empresas del sector acordaron activar la cláusula gatillo fijada en la última paritaria en caso de que se disparara la inflación por encima del nivel previsto. De esta forma, los salarios de los empleados mercantiles se verán incrementados en el primer trimestre de este año en tres cuotas del 2 por ciento que se abonarán en enero, febrero y marzo.

Cabe recordar que en la paritaria firmada en 2017 se consiguió un 20 por ciento de incremento salarial  y de esta manera llegará al 26. Además este aumento que consiguió el gremio conducido por Armando Cavalieri es remunerativo y se aplica sobre los sueldos de convenio que se negociarán en 2018. El líder sindical se mostró satisfecho con el acuerdo alcanzado ya que “es una de las pocas paritarias que tuvo esos niveles de aumento salarial”.

Ya se anunció que este año el gobierno de Mauricio Macri presionará para imponer un “techo” del 15 por ciento en las negociaciones por los sueldos, pero Cavalieri, así como otros sindicalistas ya rechazaron esta propuesta. “No habrá dirigente que se anime a firmar por el 15 por ciento, habida cuenta de lo que viene sucediendo con la meta inflacionaria, el Gobierno creó desconfianza” a la vez que valoró la claúsula gatillo que se activa cuando la suba de precios supera los objetivos oficiales. “Es un buen mecanismo, ojalá que los funcionarios alcancen las metas que se proponen para que no haya que accionar la cláusula”. Es dable señalar que para las negociaciones de 2017 el Gobierno nacional había propuesto un techo del 17 por ciento, pero muchos gremios pudieron superarlo llegando a un 20.

Según medios especializados, tras la firma del convenio anexo, media docena de gremios se pusieron en alerta; los estatales de UPCN (20 %), petroleros (20 %), los bancarios (19,5 % + 4 % por 2016) y los obreros de la construcción.