En la jornada del martes el intendente Gustavo Melella firmó el decreto para vetar la suspensión de la actualización del Valor de la Unidad Fiscal.

En el mismo explica que, “la normativa tributaria municipal contempla exenciones para aquellos contribuyentes que atraviesen situaciones particulares que conlleven el difícil cumplimiento de las cargas fiscales, así como también reconoce a través de bonificaciones a los contribuyentes cumplidores, fortaleciendo en doble vía el vínculo entre el Municipio y la comunidad de Río Grande”.

Aseguran que el Municipio de Río Grande “ya ha perdido en los últimos años ingentes cantidades de recursos a través de sucesivas leyes provinciales que han resentido la autonomía financiera del mismo”.

Los recursos provinciales coparticipables a Rio Grande “se ha disminuido la participación de Río Grande en la distribución secundaria de recursos tributarios provinciales coparticipables”.              .

Por último, dejan establecido en el Decreto que, “el Gobierno Provincial adeuda al Municipio de Río Grande la suma de $ 215.371.730,39 (Pesos Doscientos Quince Millones Trescientos Setenta y Un Mil Setecientos Treinta con 39/100 ctvs.), en concepto de saldos definitivos de coparticipación de recursos provinciales, liquidaciones diarias de coparticipación federal correspondientes a los meses de octubre y noviembre, y por compensación en virtud de la eliminación del artículo N° 104 de la Ley de Impuesto a las Ganancias pactado por el Gobierno Provincial en el marco del Consenso Fiscal Nacional, al cual adhirió por el Decreto Provincial N° 3363/17, y se comprometió por el Consenso Fiscal Provincial, según Decreto Provincial N° 3429/17, al cual el Municipio adhirió por Decreto No 1234/17”.