El gobernador Gustavo Melella se refirió a la situación que deja la pandemia en la provincia, en el primer acto oficial de Gobierno desde marzo.

“De a poco tenemos que volver a la vida y aprender a convivir con la pandemia. Esto ha cambiado y el mundo aprendió a manejarse con el virus”, dijo Melella en rueda de prensa, luego del Acto por el Día de la Soberanía Nacional, que se llevó a cabo en Río Grande.

“Los médicos, a fin del año pasado, se iban de la provincia porque no tenían un sueldo digno o no se les pagaba. Ahora hay más médicos y más instalaciones. Este sistema de salud lastimado se tuvo que hacer cargo de una pandemia”, señaló el Gobernador.

Y afirmó que “no estamos como están otras provincias, que están críticas. Muchos pedían abrir la cuarentena y hoy critican que se abre, es muy difícil”.

Ante la noticia que la provincia no exigirá el PCR para los que llegan, Melella adelantó que “va a seguir la barrera sanitaria y a todo turista extranjero se le va a solicitar el PCR”.

“El turismo esta golpeadísimo, hay cientos de trabajadores que están golpeados. Entonces hay que abrir de a poco y con mucha responsabilidad, y respetando los protocolos”, informó.

Y se refirió a nuevas flexibilizaciones como “actividades relacionadas con la gastronomía”, y “actividades religiosas”. El futbol continúa prohibido: “Los deportes de contacto están prohibidos a nivel, advirtió Melella.

“Toda medida se toma de acuerdo a un programa epidemiológico”, dijo y adelantó que hoy habrá una reunión entre migraciones, la aduana y Gobierno, para trabajar sobre una propuesta argentina de controles sanitarios en las fronteras.

“En la preventa de Aerolíneas Argentinas, Tierra Del Fuego esta en los primeros lugares. Tenemos que poder viajar, por eso se trabaja con los gobiernos de la Patagonia para garantizar un corredor sanitario terrestre”, concluyó.