Ante el avance de la variante Ómicron en el mundo y el crecimiento de los casos en distintos puntos del país, hoy (3 de enero, 2022) se hizo oficial una nueva medida del Gobierno Nacional respecto a los requisitos para ingresar al país y los controles que se deben llevar adelante para frenar el esparcimiento del SARS-CoV-2.

Se informa que todos los viajeros, argentinos o no, que “ingresen al país, mayores de 6 años de edad que hayan acreditado estar vacunados y vacunadas con parte del esquema de vacunación o con el esquema de vacunación completo, de acuerdo al país de origen, deberán practicarse una prueba diagnóstica de SARS-CoV-2 entre los días 3° a 5° de su llegada”.

También aclaran que, durante las jornadas, deberán abstenerse concurrir a “eventos masivos y/o reuniones sociales en espacios cerrados”.

El documento firmado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; así como la titular del Ministerio de Salud, Carla Vizzotti detalla los motivos de dicha medida.

“La fundamentación de la decisión plantea que la situación internacional en relación con la variante Ómicron representa un riesgo, por lo cual es fundamental generar estrategias que permitan disminuir la posibilidad de infección a través de la misma. En este sentido se debe reforzar la vigilancia epidemiológica para detectar de manera temprana y oportuna un cambio en la situación epidemiológica”, explica el informe.

Sobre las condiciones para los viajeros, en la última semana de 2021 se definieron los primeros informes en donde se dejó en claro que no habrá cierres de fronteras, pero sí mayores controles hacia los no vacunados respecto a los plazos de aislamiento preventivo en dichas fechas y ante un contacto estrecho.

Mientras tanto, quienes ingresen deberán presentar una declaración jurada exigida por la Dirección Nacional de Migraciones; prueba PCR negativa realizada en el país de origen dentro de las 72 horas previas al inicio del viaje o bien un certificado de alta médica emitido dentro de los 90 días previos que justifique un PCR positivo.

Además, un esquema de vacunación completo por lo menos 14 días antes de su ingreso o de su exención si por algún motivo la tuviere, de acuerdo a lo definido por las autoridades sanitarias del país de vacunación; un seguro de salud COVID-19 con cobertura de servicios de internación, aislamiento y/o traslados sanitarios.