Por Elias García.- La Asociación de Profesionales en Turismo de Tierra del Fuego solicitó a las autoridades municipales, provinciales y nacionales avanzar en algún tipo de gestión para amortiguar la crisis económica que se generó en el sector, cuya fecha de reinicio de actividades es incierta.

De los más de 250 guías de turismo de la provincia, apenas nueve trabajan bajo relación de dependencia bajo Convenio Colectivo de Trabajo; el resto se desempeña como monotribusta freelance o en relación de dependencia pero como proveedor de servicios en las agencias de turismo.

“Por esta situación, desde el primer día de aislamiento social nos quedamos sin trabajo: el que estuvo en relación de dependencia pero como monotributista no tuvo liquidación y a los freelance, a fin de temporada, se nos acumulan facturas, entonces todo lo facturado a las agencias de turismo donde prestamos servicio, muchos colegas no pudieron cobrar”, explicó Ana Prado, integrante de la asociación, por FM Master’s.

En cuanto a las ayudas económicas, hasta ahora no hubo avances. “Del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) quedamos casi todos afuera porque solamente consideraba dos categorías más bajas (A y B) y, acá, por los sueldos y la facturación que tenemos en verano, que es muy alta para tener ahorros durante el invierno, no pudimos acceder a ese crédito”, describió.

Tampoco los “freelance” pudieron acceder al beneficio. “ANSES se basa en el promedio del ingreso bruto mensual entre el 12 de marzo al 12 de abril y varios facturan mucho ese mes porque es el último de ingresos”, comentó.

En conjunto con otras colegiaturas y asociaciones de turismo del país, los guías fueguinos enviaron una nota al Ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, “para que AFIP exceptúa al sector del pago del monotributo y seguir con el pago de la obra social para no hacer la baja y perder la cobertura”.

Entre las acciones, también se dirigió una notificación a la Agencia de Recaudación Fueguina (AREF) para “no tener que dar la baja”.

“Necesitamos gestionar algo, aunque sea una ayuda provincial o municipal. Tenemos diez casos de colegas a los que se les terminan los ahorros este mes. El 80 por ciento de los guías de turismo viven de la actividad. Y tampoco es que se levanta la cuarentena y comenzamos a trabajar y cobrar un sueldo, nosotros vamos a ver eso muchos meses después porque, además, de lo que se factura, se paga 30 o 45 días después”, detalló Prado.

Por último, la integrante de la Asociación de Profesionales en Turismo brindó un panorama con  respecto al Instituto Fueguino de Turismo, entidad a la que pidieron suspender un canon de 6 mil pesos que se abona cada 3 años.

“Solicitamos suspender ese pago y el INFUETUR se solidarizó pero nos va a cobrar 2 mil pesos, cuando hay un montón de instituciones municipales o gubernamentales que han suspendido el pago de licencias o impuestos de vehículos, a nosotros no nos lo quisieron suspender”, reclamó.