El presidente salió de la fiesta de la conductora de los almuerzos, acostado en el asiento trasero de su camioneta.

El primer mandatario nacional concurrió a la fiesta de cumpleaños de Legrand, realizada el viernes en la noche en compañía de su esposa Juliana Awada y su hija.

Ya entrada la madrugada se retiró del festejo de un modo muy particular: acostado en el asiento trasero de la camioneta y tomándose la frente, en una clara muestra de dolor.

Consultados por Infobae, desde el entorno del presidente explicaron que el presidente se ve obligado a no estar demasiado tiempo sentado para evitar el dolor, luego de la lesión que se le produjo en la columna jugando al pádel con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich en Chapadmalal.

FUENTE: INFOBAE