El presidente Mauricio Macri firmó finalmente hoy el decreto que establece el pago en dos tramos de una compensación de 5.000 pesos para los trabajadores del sector privado, que fue reclamada por la CGT y acordada hace una semana en la Casa Rosada con las principales cámaras empresarias. El texto que será publicado mañana, incluye sin embargo la posibilidad de pagarlo en más cuotas y a cuenta de la paritaria. Para los sectores “en crisis o declinación productiva” ya no sería obligatorio.

También hoy se acordará una compensación para los 210.000 empleados estatales nacionales, que negociaban el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, y el titular de UPCN, Andrés Rodríguez.

El decreto de necesidad y urgencia consensuado entre el ministro de Producción, Dante Sica, y empresarios y sindicalistas establece “una asignación no remunerativa” para todos los empleados “en relación de dependencia”, a pagarse en diciembre y febrero.

Sin embargo, deja abierta la puerta para que el pago se efectivice en más de dos cuotas y se faculta a empresas y gremios para que se compute “a cuenta” de las revisiones y los aumentos acordados en la negociación paritaria de este año.

Se tiene en cuenta también, a modo de atenuante, la situación de “sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva”. En estos casos el bono ya no sería obligatorio.