En su discurso de apertura de sesiones legislativas en el Congreso, el presidente se refirió a la polémica sobre el aborto cuyo análisis tendría lugar este año y dijo que “hace 35 años que se posterga un debate muy sensible que como sociedad nos debemos”.

El presidente mencionó que durante su gestión se está trabajando en salud sexual y métodos anticonceptivos desde el área de Desarrollo Social, y consideró que “sólo con información van a tener la libertad de elegir.”

“Como dije más de una vez, estoy a favor de la vida. Pero también estoy a favor de los debates maduros y responsables que como argentinos tenemos que darnos. Por eso, vemos con agrado que el Congreso incluya este tema en su agenda de este año”, manifestó el presidente.

También habló sobre el embarazo adolescente no intencional y dijo que nuestro país muestra una situación crítica porque “cada año, más de 100 mil chicas, menores de 19 años, quedan embarazadas. Y 7 de cada 10 de esos embarazos no son intencionales”.

Y volvió a hacer foco en la educación sexual como “una herramienta que empodera a los jóvenes. Los ayuda a tomar decisiones informados.”