Así lo afirmó el concejal Raúl von der Thusen, con respecto al congelamiento de la unidad fiscal que se aprobó ayer en el concejo deliberante de Río Grande.

Desde el municipio aseguraron que el congelamiento genera una disminución en los recursos con los que cuentan para funcionar con normalidad. Se estima que las pérdidas en las arcas municipales ascienden a 300 millones de pesos.

“La recaudación provincial de Ingresos Brutos y sellos, lo que conforma el monto de dinero de coparticipación provincial, se determina entre las ciudades en base a la recaudación propia”, dijo el secretario de finanzas del municipio Oscar Bahamonde, indicando que al congelar los impuestos, esta base se verá disminuida.

“Lo que están queriendo meter a la ciudadanía es miedo, porque dan a entender que los vecinos no van a pagar impuestos y esto es mentira. Se han rasgado las vestiduras diciendo que el municipio tiene superávit, lo que significa que le sobra la plata, entonces cuál sería el problema de que los vecinos no paguen con aumento en el año 2019?”, cuestionó Von Der Thusen.

El concejal pidió que el municipio “deje de gastar en algunas cuestiones, como en la calesita que le costó al municipio 4 millones y medio de pesos”. Y sugirió que “hay un montón de obras en la ciudad que se pueden hacer por administración”, con lo que se ahorraría dinero.

“Piensan gastar más de un millón de pesos en publicaciones de Facebook, que vayan a asfaltar las calles. No hagan política a través de las redes sociales”, cuestionó el concejal por Fm Del Pueblo.

En tanto que, desde el municipio alertaron que, con la medida aprobada ayer, la recaudación de Río Grande será mucho menor que la de Ushuaia, por lo que el porcentaje de coparticipación para la ciudad del norte de la provincia será menor.