Lo afirmó el Secretario Administrativo de la UOM, Marcelo Castronuovo, ante la incertidumbre de los trabajadores de Ambassador que podrían ingresar al fasón de Newsan, una de las alternativas para sostener los puestos de trabajo.

Un grupo de trabajadores permanece en la toma pacífica de la planta de Ambassador, en reclamo por el pago de los salarios, aportes patronales y asignaciones familiares de este año.

Mientras que otro grupo, de un total de 57 trabajadores, aceptaría formar parte del fasón para producir en Newsan.

La toma de la planta, decidida en asamblea, no fue aceptada por Castronuovo. “Tenemos diferencias porque no estoy de acuerdo, hay otros caminos para salir de esto”, afirmó el dirigente por Fm Masters.

Y aseguró que “no vamos a resignar nada de lo que debe Ambassador”.

Según Castronuovo, “la empresa manifiesta una situación financiera critica. Por otro lado, la pandemia afecta a toda el área productiva. Lo único que intentamos es tratar de acercar una alternativa para este momento de crisis de una manera menos dolorosa”.

“Hemos trabajado para Newsan haciendo televisores y esa alternativa dejó de existir. Y lo que se ha logrado es la posibilidad de transitar esta última etapa del año trabajando para el grupo Newsan, no fue visto de mala manera pero no se aceptó en asamblea”, agregó.

“Sabemos que es difícil lo único que hemos cobrado es el ATP de Nación. En esta etapa del fasón para Newsan hemos podido cobrar un sueldo. Apuntamos a sostener los puestos de trabajo. Es una tarea difícil, pero si todos trabajamos en la misma sintonía podemos llegar a lograrlo”, dijo.

Y sostuvo que “el reclamo de los compañeros es legítimo, pero es el marco donde estamos jugando y tenemos que acercar una solución. Los que toman la decisión de intervenir deberían hacerlo desde su lugar, acercando soluciones y no generar divisiones”.

En cuanto al pase de una planta a otra, el dirigente señaló que “pueden pasar a trabajar bajo las normas de Newsan como lo hace cualquier persona que se inicia a trabajar. Newsan sale como una alternativa para la gente que no tiene trabajo. Por supuesto que Newsan no tiene nada que ver con nuestro conflicto, no se trata de llevar un conflicto a otro lugar. Newsan propuso esta alternativa y uno la acepta o no, pero no pudimos avanzar en ese sentido”.

En caso de que los trabajadores acepten trabajar en Newsan, hubo una serie de planteos sobre derechos conseguidos, y el respecto a la antigüedad, ya que muchos de los operarios cuentan con una larga trayectoria dentro de Ambassador.

A lo que Castronuovo respondió que “no estamos resignando ni la deuda ni los derechos, Ambassador necesita oxígeno para subsistir. Sabemos que una empresa que quiebra deja un resultado negativo para los trabajadores. Cuando termine la pandemia podremos comenzar la producción, es lo que sostienen los dueños”.

“El personal pertenece a Ambassador, con su categoría y su antigüedad. Newsan ofrece sostener a la mayoría, cada una de las personas va a ir a una entrevista y a un control médico, algunas personas no están de acuerdo con ir a trabajar allá, pero las personas que ingresarían estarían bajo las normas de Newsan”, aseguró.

“Estamos trabajando con el ministerio de trabajo tratando de ver como contenemos a la gente. Seguramente va a haber un ATP y ayuda de Gobierno, la idea no es dejarlos a la deriva”, concluyó.