Ante el brote de Fiebre Amarilla que azota al país tropical, el Ministerio de Salud de la Nación recomienda que se apliquen la vacuna sólo quienes viajen a los estados brasileños de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía y no tengan contraindicaciones.

Los síntomas de la  son fiebre, ictericia, náuseas, vómitos, cansancio y dolores musculares. Puede ser letal en un período de siete a diez días. La vacuna es eficaz en un 99 por ciento dentro de los 30 días posteriores y protege de por vida. O sea: quienes viajen y ya estén vacunados de antes, no precisan otra dosis. La atención inmediata también ayuda a evitar la mortandad.

La recomendación de las autoridades sanitarias argentinas es que sólo se apliquen la vacuna quienes viajen a las zonas de Brasil donde se registra el brote y que no lo hagan quienes viajan a otros lugares.

“No es necesaria la vacunación para aquellos que viajen tanto por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul y permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje”, precisó al respecto el Ministerio de Salud.