El presidente del Laboratorio del Fin del Mundo, Carlos López, expresó su satisfacción tras la inauguración encabezada ayer en Ushuaia por la gobernadora Rosana Bertone y el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein. “Es un orgullo para la Provincia tener unas instalaciones de este tipo”, dijo.

El presidente del Laboratorio del Fin del Mundo, Carlos López, expresó su satisfacción tras la inauguración del primer laboratorio estatal de la Provincia, entendiendo que representa “un orgullo para la Provincia tener unas instalaciones de este tipo”.

López aseguró que el mercado farmacéutico “es complejo” y Tierra del Fuego tiene por delante el desafío de “insertarnos en la industria farmacéutica venciendo dificultades que tenemos desde la logística o la falta de espacio”.

Sin embargo, valoró la puesta en marcha del proyecto y la adquisición de tecnología entendiendo que “para nosotros es diversificar la matriz productiva de Tierra del Fuego, que está especializada en productos electrónicos”, sostuvo en declaraciones a Capicúa (FM del Sur).

El titular del Laboratorio del Fin del Mundo aseguró que se trata de “un proyecto de todos y no es de ningún partido político y de ninguna persona en particular”, aunque dejó en claro que “este proceso ha sido liderado por la gobernadora Rosana Bertone que ha gestionado personalmente con nosotros atrás, yendo a todas partes en Nación y estando en oficinas donde nunca había estado un Gobernador, poniendo su cara y gestionando”.

Y remarcó, sobre el rol de la mandataria: “Es la fundadora, pero también es un proyecto que tiene hacerse carne em los fueguinos”.

López renovó su agradecimiento hacia la Legislatura provincial que “superó sus diferencias y la ley salió por unanimidad, con apoyo político”, por lo que dijo estar “muy contento e ilusionado”.

Esperemos estar a la altura de las circunstancias”, resumió.

Sobre la etapa de trabajo en la que se encuentra el laboratorio, López graficó: “Estamos en una maratón, a mitad de camino, y venimos a buen ritmo”.

“Nos falta la mitad para llegar a la meta, que es entregar en tiempo y forma el medicamento al Ministerio de Salud de la Nación para que lo distribuya a las personas que lo necesitan, por lo que esperamos en octubre hacer la primera entrega. Creemos que llegamos y están todos nuestros esfuerzos dirigidos a eso”, remarcó.

López detalló que el Laboratorio funciona en Vito Dumas 140 “en las instalaciones de DAFU, donde alquilamos una nave de producción”, enfatizando que “es un orgullo para la Provincia tener unas instalaciones de este tipo u poder desarrollar este tipo de actividad”.

Y cerró: “La búsqueda es que este proyecto sea apropiado por todos los fueguinos y traiga prosperidad, que genere trabajo para todos”.