Un nuevo golpe al narcotráfico se llevó adelante en las últimas horas, en la cual, a raíz de un trabajo investigativo, personal de Policía Federal llevó adelante operativos en forma simultánea en las provincias de Chubut y Santa Cruz.

El primero de los procedimientos se llevó adelante en la localidad de Puerto Deseado, donde el personal policial por orden judicial, allanó una vivienda ubicada sobre calle José Fuchs al 1200, logrando la incautación de una importante cantidad de estupefacientes y la detención de cuatro sujetos de nacionalidades Argentina, dominicanos y paraguayos.

A raíz de los resultados positivos de dicho procedimiento, se ordenaron inmediatamente y de forma simultánea alrededor de diez diligenciamientos en las localidades de Las Herdas, Pico Truncado y Caleta Olivia, logrando el secuestro de 7 kilos de cocaína, numerosos vehículos, una importante cantidad de dinero en efectivo y armas de fuego. Asimismo, otros allanamientos en Mar del Plata, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia, permitieron el secuestro de otros 15 kilogramos de cocaína. Cabe destacar que de esa cantidad 13 kilogramos se encontraban ocultos dentro de una camioneta listos para su traslado.

A raíz de los procedimientos, otras nueve personas quedaron detenidas, siendo alojados en dependencias policiales y a disposición de la Justicia Federal.

Se estima que el transporte terrestre particular era el medio utilizado para el desplazamiento de la droga, la cual era almacenada en compartimientos habilitados especialmente para este fin al interior de los móviles.

Según la investigación, el cabecilla de la banda era una persona con antecedentes y que contaba con drogas de buena calidad y con alta demanda en el sur argentino, por lo que su detención logra desbaratar una importante red que operaba tanto en la provincia de Santa Cruz como en Tierra del Fuego y con posibles nexos en ciudades fronterizas chilenas que permitieran el paso de los estupefacientes de un país a otro.

Finalmente, desde la Justicia se informó que la banda que traficaba la droga se encontraba integrada por personas de Buenos Aires, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, quienes cumplían diversos roles, tales como la adquisición, el traslado y la venta final, reconociendo que las provincias santacruceña y fueguina, son las que cuentan con más demanda de estupefacientes. No se descarta la realización de nuevos procedimientos judiciales.

Cabe destacar que la droga incautada, la cual sería de máxima pureza, tendría un valor superior a los 13 millones de pesos sin ser “estirada”, cifra que podría duplicar o triplicarse con la venta al menudeo.