Por Elias García.- Con la participación de diez socios fundadores, el pasado fin de semana se presentó a la sociedad, bajo la modalidad virtual, la Cámara de Gimnasios y Espacios Deportivos, donde confluirán “canchas de pádel, tenis, fútbol, básquet, gimnasios, estudios de pilates, estudios de danza y distintas disciplinas que se encuentren dentro de lo que marca el estatuto”, según lo expresado por Pedro Gocek, el primer presidente del organismo, a Tiempo Fueguino.

A dos semanas de la segunda reapertura en el marco de la pandemia del COVID-19, los gimnasios buscan aunar criterios para afrontar problemas comunes. “Indudablemente hay que ir trabajando y asesorando a organismos que crean las leyes u ordenanzas municipales, tratando de colaborar o convertirnos en un órgano consultor en lo que se refiere a nuestro rubro”, amplió.

“El objetivo es nuclear a todos los comercios del rubro que estén habilitados, inscriptos en AFIP, AREF y con habilitación municipal; y representarlos ante quien corresponda. Es una situación difícil, sobre los protocolos se trabajó en un principio, durante la primera etapa de la cuarentena. Fue un trabajo en conjunto con gimnasios de Ushuaia y Río Grande, y se vino gestando la idea de la cámara”, detalló Gocek.

En principio, los integrantes de la cámara son cinco de cada una de las ciudades más grandes de la provincia. “Tomamos la determinación de empezar el trámite en Personas Jurídicas. Estamos en una etapa inicial, después continuaremos con lo que exige el organismo y luego llegará la tarea de invitar al resto de los espacios deportivos de la provincia”, anticipó.

Trabajo reducido

Bajo las medidas del protocolo sanitario por la pandemia los gimnasios buscan contrarrestar la difícil situación económica que se presenta desde marzo. “Si bien tuvimos una reapertura nuevamente aquí en Río Grande, en Ushuaia se está trabajando normalmente excepto algunos deportes de contacto que están suspendidos. En Río Grande comenzamos hace una semana con un flujo de gente mucho menor al anterior, al que teníamos normalmente”, resumió.

“Estamos complicados. Cualquier negocio que tiene las puertas cerradas durante cuatro meses de seis indudablemente se complica, sobre todo quienes tenemos un número importante de empleados, gastos fijos, aportes. Se suspenden o se postergan pero hay que pagarlos, esa situación complica a empresas y propietarios”, sumó Gocek.

En cuanto a la asistencia financiera desde el Estado, el presidente de la cámara expresó que “hay un apoyo a nivel provincial y nacional que cubre un 30 o 40 por ciento de los gastos totales”.

“Comprendemos la situación difícil a nivel sanitario, lo que sí creemos es que en los gimnasios, teniendo en cuenta los protocolos y cumpliéndolos, estamos brindando seguridad a la gente para que pueda venir a entrenar y de esa manera mejorar físicamente. Así conseguimos que su capacidad orgánica esté mejorada para enfrentar cualquier ataque de cualquier virus. En ese sentido lo nuestro es un aporte a la salud de la comunidad”, cerró.