Tras los incidentes ocurridos el fin de semana en un domicilio ubicado en la calle Mazarello 410 donde hubo ocho detenidos y una persona apuñalada, anoche obtuvo su libertad la vecina que había sido detenida, Susana Kovasic.

El pallier del edificio se encuentra con consigna policial, pero no es la primera vez. Hace un año y medio atrás, los vecinos del edificio vivieron más de 45 días con consigna policial, debido a incidentes provenientes del mismo departamento. Finalizada la custodia, volvieron los problemas de convivencia.

“El consorcio ha tratado de actuar, la policía se cansó de actuar, pero ellos siguen. Lo que pasó el fin de semana ya sabíamos que iba a pasar”, dijo Andrea Aguilar, vecina del edificio.

Y agregó: “Como a las 22 hs le dieron la libertad y nosotros no la queríamos porque en una o dos horas iban a volver los otros liberados e íbamos a volver las mismas fiestas que teníamos de lunes a lunes. Ninguno de los vecinos la quiere, le dijimos que se vaya porque estamos cansados. La mujer vive en el primer piso del edificio y continúa en su vivienda”.

Según Aguilar, “del IPV no sabemos nada si va a haber una reubicación porque no se ha acercado nadie, no sabemos si está actuando o no. No vemos movimiento en el domicilio”

“Nunca se respetó la cuarentena en ese departamento. Siempre teníamos algunos afuera ensangrentados, con cortes en la cabeza, el primero apuñalado fue el del domingo, pero siempre hubo peleas dentro del pallier, hacen las necesidades en el pallier, y dijimos basta. Ella decía que no podía ser y nunca limpió”, relató la vecina.

“Como esta todo cerrado estamos atados para ir al juzgado. Para nosotros no es nuevo esto de la cuarentena, porque siempre estuvimos presos en nuestra propia casa”, concluyó.