La Ministra de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Provincia, Analia Cubino, aseguró que las vacaciones de invierno no se adelantarán, manteniéndose lo establecido por Calendario Escolar 2021 correspondiendo desde el lunes 19 al viernes 30 de julio.

En la 106º Asamblea de Consejo Federal de Educación, se definió que esta decisión estará determinada por la situación epidemiológica y sanitaria de cada jurisdicción, por lo cual la Ministra explicó que, “en nuestro caso, las vacaciones serán como lo teníamos establecido, desde el 19 al 30 de julio, volviendo el 2 de agosto a las aulas. Por el momento establecemos esto, igualmente lo vemos semana a semana, pero lo definimos según nuestro sistema sanitario”.

Cubino afirmó que se trabaja en conjunto con el Ministerio de Salud y el Comité Operativo de Emergencia (COE) sobre la situación sanitaria de la provincia y, en base a ello, poder mantener la presencialidad administrada en las instituciones educativas.

“Trabajamos fuertemente en la presencialidad administrada y lo vamos a sostener todo lo que podamos, en conjunto con el sistema de salud y el COE”; recalcó Cubino.

También explicó que “somos de las pocas provincias que pueden en este momento tan complejo a nivel sanitario, sostener la presencialidad administrada y vamos a seguir cuidando esa posibilidad”.

Respecto a la organización del sistema educativo en esta presencialidad administrada, la funcionaria comentó: “Tenemos más 4 mil burbujas que incluyen cada una entre 10 y 12 estudiantes en promedio, los cursos están mayormente divididos en 2 para poder sostener el distanciamiento dentro de las aulas por sus dimensiones y han sido establecidas por cada institución alternándose unas y otras entre la presencialidad y la no presencialidad”.

Al mismo tiempo, agregó que “la semana que los chicos no van a la presencialidad, la escuela propone actividades remotas, acompañando mucho mejor que el año pasado la continuidad y eso es para ponderar, hay un trabajo muy fuerte desde las instituciones en cuanto a esta administración, repitiendo contenidos en el caso de la presencialidad, para avanzar con la clase, siendo un gran esfuerzo de la docencia, acompañados por estas estrategias institucionales”.

Cabe señalar que, desde el 2 de marzo a la fecha, la provincia lleva 15 semanas de presencialidad administrada y, en este margen, se han reportado mil casos sospechosos de los cuales se ha confirmado 200 casos positivos, en un sistema educativo provincial donde existen 52 mil estudiantes y 8 mil entre personal docente y no docente.

Ante esta situación, Cubino remarcó que “los reportes ayudaron a anticipar un diagnóstico que podría haber avanzado en contagios y cuando se identifica tempranamente, las familia empiezan a aislarse, ayudando así al sistema sanitario en la identificación de un posible contagio, siendo algo muy importante que ha ayudado a bajar la cantidad de casos que se detectan en las escuelas”.

La Ministra de Educación manifestó que “las instituciones escolares no trabajan solo con los estudiantes, también con las familias; por eso, ante el caso de una sospecha, el sistema sanitario y el sistema escolar, actúan”.

Determinó que “lo que tenemos que preservar es el bien común, la salud de la población. Es una situación muy excepcional la de una pandemia, por eso apostamos a la responsabilidad, más allá de las propias creencias y alentamos a que todos puedan vacunarse”.

Respecto al desarrollo del plan de vacunación por CORONAVIRUS en la provincia, la funcionaria destacó que “avanzamos fuertemente en el plan de vacunación estratégico, teniendo más del 54% del personal de educación vacunados entre el sector privado y público, entre docentes y no docentes, siendo todo un logro y una firme decisión de la provincia y de la Nación que destacamos”.

“Esto ayuda a que haya menos posibilidades de transmisión en la presencialidad, más allá de que hay que seguir cuidándose y la escuela en esto está muy presente y por eso es tan importante que la escuela se mantenga abierta, donde se enseña a transitar esta situación tan compleja”.

“La mayor cantidad de la docencia elige vacunarse y manifiestan su felicidad en cómo se avanza en la posibilidad de acceder a una protección como lo es la vacuna”; destacó Cubino. Asimismo, realizó una comparación con lo vivido en el 2020, resaltó que “hemos aprendido como sociedad, como sistema educativo, los gobiernos también, tomando definiciones, administrando esta nueva normalidad. Además, el año pasado no teníamos ni mira de una vacuna. El desafío de volver al aula no fue solo un desafío sanitario sino también un desafío pedagógico y lo pudimos lograr”.

Sobre ello, la Ministra remarcó que “trabajamos sobre los aprendizajes y sobre todo reforzando en el desafío de la enseñanza en estos nuevos tiempos, por eso seguimos formando a los docentes en la organización ciclada. El año pasado los chicos no alcanzaron, se está compensando y estableciendo nuevos esquemas de trabajo, más allá de que no podemos hacerlo en presencialidad, se hace desde la virtualidad en ateneos y acompañando a cada equipo institucional en cuanto a la evaluación, la redefinición de planes de estudio, a resolver algunas cuestiones que en los últimos años de gobiernos se han dejado e interrumpido, como algunos programas que debemos retomar para que nuestro país tenga más fuerzas para nuestros chicos, en lo vinculado con la cuestión tecnológica”.

“Buscamos ser un sistema educativo que siga mirando y acompañado un modelo de desarrollo, trabajamos en función de disminuir esas brechas que aún tiene nuestra población destinataria como son los niños, niñas y adolescentes con vulneración de derechos”, concluyó Cubino.