Los seleccionados provinciales de Primera y M-17 de la Unión de Rugby de Tierra del Fuego se encuentran desde el pasado lunes en la provincia de Córdoba realizando su mejor puesta a punto, apuntando los esfuerzos al próximo Súper 12, que se llevará adelante del 9 al 11 del corriente mes.

En estos días de estadía, desde el arribo a Córdoba, la Selección Mayor de TDF sostuvo entrenamientos en función de acoplar a los jugadores fueguinos que se desempeñan en las competencias en Buenos Aires, Tucumán y Córdoba, que han sido citados por el cuerpo técnico que encabezan Mario Saucedo y Alcides Acosta, entrenadores de Colegio del Sur y URC, respectivamente, y que han efectuado todo un proceso prolongado de prácticas previas junto al grupo de integrantes del medio provincial.

La muestra del poderío fueguino, y desde luego, del enorme crecimiento que tuvo el rugby en la provincia, se vio reflejado en la obtención del primer puesto el año pasado en la competición de selecciones denominada Súper 9, que hoy se ha transformado en el Campeonato Argentino Súper 12, sumando a la propuesta a tres selecciones para presente versión.

En diálogo con Alcides Acosta, integrante del cuerpo técnico del plantel principal fueguino, manifestó que “el ensamble de los grupos de jugadores, con las propuestas de ataque, el line; hay mucho por trabajar, el clima no nos favoreció demasiado, pero, de todas maneras, estamos en plena puesta a punto del plantel”.

“La importancia de tener jugadores propios de selección, las propuestas que les realizamos son sumamente asimilables y se hace más fácil a la hora de ir plasmando una idea en el campo de juego”, puntualizó Acosta acerca del rico plantel que cuenta en este mix de jugadores que se desenvuelven fuera de la provincia y aquellos que lo hacen el plano local. “Es muy sencillo lograr que converjan las ideas que pensamos junto al cuerpo técnico por la calidad de jugadores que contamos hoy en día”, añadió en un claro elogio a los rugbiers que conforman el seleccionado.

El antecedente más reciente que tiene el seleccionado provincial es el campeonato obtenido en 2017, que también fue disputado en el Jockey Club de Córdoba; y TDF se quedó con la Copa de Oro, más allá de eso, el objetivo trazado para el presente certamen Argentino es “nuestra ambición no es repetir, sino trabajar bien y estar entre los cuatro mejores, que nos permita mantenernos como cabezas de serie”.

La intención primaria es poder “obtener buenos resultados el viernes, y el objetivo del domingo será la consecuencia de lo realizado y el desempeño de los jugadores en las jornadas anteriores, y de la suerte, que siempre se necesita en estas instancias”.

Desde hace años a la fecha, “fuimos mejorando nuestro prestigio y somos los últimos campeones. Es llamativo que en una provincia de 200.000 habitantes tengamos tan buen nivel y con tantos buenos jugadores; y que hayamos alcanzado metas semejantes es muy importante para todos”. Y esto también es un reflejo de las juveniles, porque “fueron quienes marcaron un camino años anteriores y muchos jugadores fueron continuando un proceso de mucho tiempo de selecciones, pasando de juveniles a mayores, y eso marcó un rumbo y una identidad”.

Tierra del Fuego, por haber sido el último campeón, en la fase de grupos se medirán a los elencos que concluyeron 6to y 9no el año pasado. De esta forma, el seleccionado provincial jugará el viernes con San Luis y con Santa Cruz. Justamente, ante los santacruceños será el primer cruce, a partir de las 11:00 horas; mientras que con los puntanos se enfrentarán desde las 18:00. “Vamos a desplegar el sistema básico de ofensiva que tenemos en estos dos compromisos, y buscaremos sorprender con lo mejor que poseemos ya en los cruces más ambiciosos”, concluyó Acosta en referencia a los planteos en la instancia clasificatoria, que se darán, a priori, con dos rivales de menor relieve comparados con los que les tocará avanzado el certamen tras la etapa de grupos. Foto archivo, Tierra del Fuego campeón del super 9 2017.