Yesica Valdez, integrante de la asociación civil Madres de Pañuelos Amarillos, afirmó que ningún integrante del grupo participó en los incidentes de ayer, frente a la casa del acusado de abuso sexual.

En la tarde de este martes, cuando el personal penitenciario trasladó a su domicilio al acusado, se produjeron forcejeos entre los vecinos, que pedían que se lo traslade a la Unidad de Detención.

“Ninguna mamá de pañuelo amarillo estuvo presente en el domicilio de Saldivia. Estuvimos en el juzgado acompañando a la mamá”, dijo Valdéz por FM Del Pueblo.

Según Valdez, “son vecinos autoconvocados que decidieron realizar este “desalojo” del acusado. Nosotras no convocamos a realizar este tipo de actos, porque un principio básico nuestro es la no violencia. A través de la permanencia y la paz queremos conseguir justicia. Pañuelos amarillos tiene estas normas y cada una adhiere porque así lo siente”.

“Muchas familias de Rio Grande nos acompañan en esta lucha y llenaron de pañuelos el domicilio, pero cada uno se hace cargo de sus actos”, agregó la mamá de pañuelos amarillos.

Y consideró que “el accionar de la justicia hace que se llegue a estas cosas. Esto marcó donde deberá estar el presunto violador realmente. Ahora está en la unidad de detención”.

En la mañana de hoy se llevará a cabo la sexta jornada del juicio.