Por Elias García.- Bajo la reglamentación del protocolo de cuarentena que rige en toda la provincia de Tierra del Fuego, la mayoría de las empresas radicadas en Río Grande se acoplaron a la medida y suspendieron su actividad productiva hasta el 31 de marzo, fecha en que prescribirán los lineamientos para contrarrestar la pandemia del coronavirus.

Las fábricas electrónicas y textiles, en su totalidad, postergaron la producción. En el comienzo de esta semana, tanto la Unión Obrera Metalúrgica como ASIMRA habían solicitado a las cámaras empresariales del rubro la suspensión de actividades, que se hizo efectiva desde el martes.

En un panorama similar, aunque con algunos reparos, las firmas textiles acataron el protocolo. “Todas las plantas están cerradas, se está cumpliendo al 100% la cuarentena dictada por el gobierno de la provincia; algunas empresas fueron por motus propio que cerraron, ni bien se conoció la comunicación de la cuarentena, y en otras (Australtex y Fabrisur) actuó la Justicia con la fuerza policial para notificar que estaban incumpliendo con la cuarentena establecida”, detalló el secretario gremial de SETIA, Rodrigo Cárcamo, por FM Master’s.

“Hay personal jerárquico que continúa realizando tareas pero nosotros no tenemos injerencia. La misma policía hace los controles”, señaló el dirigente textil.

Excepciones

En el rubro textil la situación es dispar, debido a que la Resolución 297 del Gobierno de la Provincia exceptúa la restricción a distintos servicios, entre ellos “la actividad industrial que produzca insumos vinculados al rubro de alimentos, farmacéuticos y descartables”.

“Todas las fábricas de plásticos están cerradas y se les paga el 100% de sueldo; hay un permiso de Industria para que algunas fábricas continúen la producción”, confirmó a FM Master’s, José Villarruel, secretario General de la Unión de Obreros y Empleados Plásticos.

No obstante, el dirigente gremial destacó que se ejecutan todas las medidas preventivas: “Te toman la temperatura cuando entran, se cambian dentro de la planta, hay alcohol en gel, se están tomando todos los recaudos necesarios”, describió.

“Hay una ley de abastecimiento y nosotros somos parte de esa cadena, por eso son cuatro las fábricas que están trabajando: ACSUR, PIGSA (que abastece a laboratorios), Río Chico (produce envases de leche y productos de higiene) y Vinisa Fueguina (envases de alcohol en gel)”, informó Villarruel.

“Tenemos compañeros que no tienen ganas de ir a trabajar porque quieren cuidar a sus familias pero, como dice el decreto, se contempla a personas mayores de 60 años, los que pueden trabajar desde su casa lo hacen, y así todos los grupos de riesgo”, diferenció.

Asimismo, otra empresa del rubro solicitó la excepción para continuar la producción de envases para inhaladores (“paf”).

En cuanto a las actividades del sindicato, Villarruel expresó que “están suspendidos todos los turnos médicos en la sede, hay una guardia gremial en el sindicato y a la tarde está la parte de la obra social para autorizar órdenes”.