4.7 C
Río Grande
15 de julio de 2024

Las deudas del Sistema Penitenciario en Tierra del Fuego

Hacinamiento, sobrepoblación, falta de acceso a la salud mental y en general son los principales problemas que afronta el sistema penitenciario de Tierra del Fuego actualmente. Así lo aseguró José Piñeyro, periodista, militante por los derechos humanos e integrante del Comité de Evaluación de Seguimiento y Aplicación de la Convención contra la Tortura y otros tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, en diálogo con FM Máster’s

“Es importante mantener estos temas en agenda. Desde el Comité realizamos una inspección y continuamos con estas recorridas por lugares de privación de la libertad por condenas o prisión preventiva como también centros de recuperación de adicciones. Habían quedado espacios pendientes relacionados a la salud mental, una problemática muy importante que tiene la provincia, tal como lo arrojó la jornada de prevención contra el suicidio que hicimos en conjunto con el Servicio Penitenciario hace algunas semanas”, comenzó comentando Piñeyro.

“El informe anual aún se está elaborando. Es bastante completo, con mucha información y que se hace desde los mecanismos locales. Falta recopilar algunos datos y luego la aprobación del Comité. Tras eso, habrá una audiencia pública y la idea es que la información sea de conocimiento de toda la comunidad. Este informe releva la situación que atraviesan las personas que están privadas de su libertad, fundamentalmente a través del testimonio directo (entrevistas con estas personas). También se recopila material fotográfico de los distintos espacios”, detalló sobre el trabajo que realizan desde el Comité.

Sobre algunas observaciones, el periodista contó: “Desde finales de los 90 que milito en Río Grande y veo la situación del Servicio Penitenciario provincial. Realmente me impactó la situación de hacinamiento que hay en la Alcaldía de Ushuaia. He visto situaciones complejas en Río Grande y otros puntos de la provincia pero lo que vi en Ushuaia con siete personas alojadas en una celda que es para una o dos personas fue impactante”.

“Todo este material se fue recopilando y en base a eso se armó un informe que luego es elevado a las autoridades con una serie de recomendaciones que tiene que ver con esta situación. La idea de este y la mayoría de los comités similares es trabajar por la positiva, tratar de aportar recomendaciones, que sirvan para cambiar las situaciones que viven de hacinamiento y sobrepoblación en Tierra del Fuego, en Ushuaia y Río Grande, siendo más grave en la capital fueguina. Se necesitan medidas lo más rápido posible”, agregó Piñeyro.

En este sentido, agregó que “desde la multisectorial nos manifestamos públicamente con preocupación porque veíamos que no se estaba avanzando como esperábamos en este sentido. En el comunicado que emitimos hace aproximadamente dos meses responsabilizamos a los tres poderes del Estado de la situación, que son los que tienen las herramientas para corregir las problemáticas. Entendemos que construir un edificio no se hace de un día para otro pero hay cuestiones que tienen que ver con medidas políticas y resoluciones y decisiones para mejorar por ejemplo el acceso a la salud, que es otra de las cuestiones que nos marcó el informe preliminar. En Ushuaia, hay mujeres privadas de la libertad que no pueden acceder a atención médica ginecológica por problemas de maltrato que sufrían por parte del personal designado. Se logró destrabar esa situación pero son cuestiones que hay que ir revirtiendo, no se puede esperar al informe. Entendemos que se deberían ir dando pasos de solución, por eso el comunicado de la multisectorial de Río Grande”.

Desde su perspectiva, Piñeyro observó: “Creemos que se está avanzando, hay planes sobre la formación profesional, mejoras en el mobiliario en Río Grande, donde también se comenzó a dictar un taller de educación emocional. Se pueden cambiar y mejorar las cosas para esta parte de la sociedad. No hay que olvidar algo que dicen las personas privadas de su libertad, que no hace falta socializarlos porque son parte de la sociedad, que van a volver a caminar las calles de la provincia y quieren salir mejores de lo que entraron. Ese debería ser el objetivo planteado como sociedad, para eso la educación es clave. Hay que aumentar las ofertas educativas, los talleres, etc. Hay experiencias en otras provincias que en este sentido avanzan y son positivas”.

Como otro problema, remarcó: “Quien está privado de su libertad perdió ese derecho, no el resto. Una persona que intenta suicidarse en un lugar de detención termina en el buzón, lo atiende o lo trata de contener alguien del servicio penitenciario o sus propios compañeros. Se lo toma como una falta la acción de autolesionarse. Esto es responsabilidad de la falta de establecer un protocolo claro de acción ante estos hechos”.

Por último, Piñeyro indicó: “Desde que se constituyó el Comité algunas cosas cambiaron, aún faltan muchas pero lo vemos como positivo. Era una necesidad y ahora trabajamos para que funcione de la mejor manera posible tratando de revertir las situaciones complejas que se viven en los lugares de encierro en Tierra del Fuego, donde tenemos características de población mucho más reducidas que otras provincias del país, ya que son algo más de 300 personas las que están privadas de su libertad en la provincia”.

Compartir

También podés leer

Portada del martes 16 de julio

Diario-Tiempo-Fueguino-Martes-16-de-julioDescarga

Tras el deshielo, se intervienen diferentes calles y espacios públicos

La Secretaría de Obras Públicas continúa realizando diferentes tareas...

Portada del lunes 15 de julio

Diario-Tiempo-Fueguino-Lunes-15-de-julioDescarga

144 anotados para la Hermandad

USHUAIA.- El Automovil Club Rio Grande abrió el segundo...