El Subsecretario de Fiscalización y Control Ambiental de la provincia, Juan Céjas se refirió al encuentro mantenido entre las partes involucradas en la búsqueda de la solución de la problemática de la Laguna Seca. Planteó las soluciones que se analizan e insistió en una responsabilidad compartida entre el Municipio, la Provincia y el privado.

En contacto con Aire Libre FM el funcionario provincial se manifestó satisfecho con el resultado de la reunión. “Pudimos plantear los avances que desde la secretaría se han llevado adelante para tener un conocimiento acertado de la situación y las alternativas técnicas para poder avanzar en una solución” explicó.

Frente a la posibilidad de instalar un molino que extraiga agua desde las napas freáticas en la zona, Cejas descartó la misma, dado que “generalmente este tipo de intervenciones a las napas freáticas suelen traer más problemas que soluciones” y que “se puede deprimir la napa a tal punto que afecte a toda la vegetación de una zona”.

Aclaró que no se trata de “una negativa terminante cien por cien, sino que hay que analizar en el marco de una evaluación técnica estricta cómo se hace eso, y cuánto es el caudal de líquido freático que puede ser extraído para no generar impacto y afectar esta otra posibilidad”.

Respecto a las alternativas de solución, Cejas explicó que la que tiene menor impacto ambiental “es el tras base de agua de cuenca del río Grande a la zona de la Laguna Seca mediante un sistema de drenaje por gravedad. El agua se puede llevar por bombeo a las zonas elevadas y de ahí por gravedad, alcanzar la laguna. Es técnicamente viable, fue mencionada como la más aceptable” aunque no es la única.

El subsecretario advirtió la necesidad de acordar en una solución integral y bregó por el diálogo político y técnico, “porque son los ingenieros y profesionales los que le ponen números”. Aclaró que “la Nación no podía financiar a través de los fondos que llegaban para obras este tipo de proyectos en particular porque hay un establecimiento privado en el medio. No es solamente una cuestión del ambiente”.

“No se va a solucionar nada si todos los actores involucrados no participan asumiendo la responsabilidad que les cabe” dijo Cejas y reconoció tres actores destacados: “el municipio de Río Grande, porque es la comunidad la que está siendo afectada por la problemática; el Gobierno de la Provincia, a través de lo que hemos estado llevando adelante: la información técnica que requiere la solución de problemas tan complejos, y el dueño de casa que al ser un privado, también tiene que estar en esa mesa de discusión, porque cualquier cosa que sea un intento de solución puede resultar en una mejora para el establecimiento privado”.