Según el portal INFOBAE, el hecho ocurrió la semana pasada donde la compañía tuvo que cancelar la ruta que une las ciudades de Río Grande, Río Gallegos y Comodoro Rivadavia. Las dos aeronaves SAAB 340 de la flota quedaron fuera de servicio.

Al parecer, personal de rampa observó restos de cables en los compartimientos del fuselaje, por lo que dieron aviso derivando en una inspección que detectó una plaga de ratas que mordió todo el cableado.

Cabe destacar que la compañía, tiene 3 vuelos semanales entre Río Grande y la capital santacruceña y una flota de cuatro aviones SAAB 340, de los cuales solo dos estaban operativos hasta este incidente