En conferencia de prensa, el gremio anunció que el fallo en primera instancia “es arbitrario”, por lo que interpondrán un recurso de apelación ante la justicia provincial, donde deberá ser revisado por tres jueces.

“Entendemos que hay una incongruencia en las declaraciones testimoniales presentados por la empresa, porque son todas del personal jerárquico. Otra cuestión es respecto de las video filmaciones, que no han sido realizadas conforme a derecho y se han presentado videos parcializados y no continuos”, dijo el abogado de la entidad gremial, Miguel Ayunes.

Y agregó que “lo que se plantea es la violación de los derechos del trabajador, porque esta sentencia iría contra el derecho de trabajar, contra el derecho laboral en todo lo que tiene que ver con la continuidad del trabajo. Se ha tenido en cuenta que ante diferentes dudas de la interpretación del fallo y se ha dictaminado en contra del trabajador”.

Para el secretario general de la UOM, Oscar Martínez, “hubo un intento de frenar el desarrollo de la actividad gremial”.

“Toda la organización, más allá de las versiones que puedan surgir, ha manifestado su apoyo a Ángel Gordillo en la defensa de su puesto de trabajo. Producto de ello estamos acompañando cada una de las acciones y analizando los pasos necesarios para impedir que a pesar del fallo de la justicia, la empresa pueda avanzar en cualquier tipo de medida con el compañero”, dijo Martínez.

“Se dictaminó un fallo contrario a los intereses del trabajador, le da lugar a la empresa de realizar un despido”, concluyó.