El evento será abierto a la comunidad y tendrá lugar hoy a las 18.30 hs. Se podrá participar vía el canal de Youtube de la Universidad de Tierra del Fuego.

La ingeniera Alejandra Portatadino* será la única oradora y habló con este diario sobre cómo se conecta la transitibilidad marítima patagónica con la soberanía.

“La Patagonia es una región ribereña en todo su cuadrante este, donde cada ciudad importante tiene un puerto. Sin embargo el transporte de alimentos e insumos inexplicablemente por sus altos costos se efectúa por camión, siendo trasladados esos costos al consumidor que paga lo que consume mucho más caro, a eso le sumamos las altas erogaciones de dinero que tiene que hacer el estado nacional donde el mantenimiento de las rutas nacionales patagónicas triplica a otras provincias, primero por el desgaste que producen la alta transitibilidad de camiones y a eso le sumamos el invierno donde se distribuye sal sobre los asfaltos, y las cadenas de los vehículos dos de los principales causales de las rupturas. Luego de cada invierno Las obras de mantenimiento son constantes, BACHEO SUPERFICIAL, SELLADO DE FISURAS, REPARACIONES DE SEÑALAMIENTO, PERFILADO BANQUINAS, MANTENIMIENTO ALCANTARILLAS Y DESAGUES, PINTURAS DE SEÑALAMIENTO BANQUINA Y DIVISIÓN DE MANOS SOBRE LA CAPA RODANTE, SUMADO LOS COSTOS EXTRAS DEL MANTENIMIENTO INVERNAL EN ANTICONGELANTES, HORAS HOMBRE, COMBUSTIBLE, AMORTIZACIÓN VEHICULOS MAYORES GASTOS ADMINISTRATIVOS, pero para peor los que transitamos asiduamente las rutas patagónicas, sufrimos su deterioro porque estas tareas no sea realizan como se debieran por sus altos costos, baches y zonas sin marcar son moneda frecuente. La soberanía se ejerce optimizando los recursos y los medios de transportes más adecuados, para que los habitantes de la Patagonia puedan acceder a sus insumos de una manera sostenible y el transporte marítimo permite ejercer una soberanía comercial y económica. Aumentando la transitibilidad maritimita también se ejerce el control sobre lo que sucede en nuestros mares, que comienzan a ser recorridos”, explicó Portatadino.

Y agregó que “así lo entendió el mercado común europeo donde cuidan mucho los gastos y costos del transporte implementando el sistema SSS ((Short Sea Shipping “Transporte Naval Corto”) donde el grueso del intercambio de mercadería entre los países europeos hoy se realiza por buques, para eso se diseñaron los RO CARGO, buques mixtos que transportan contenedores y camiones al mismo tiempo, o sea que el camión agiliza por un lado la estiba en los puertos, y el camionero en vez de manejar miles de kilómetros va en un camarote, se cuidan las fuentes de trabajo, se agilizan las estibas en los puertos, el transportista tiene menor desgaste de sus vehículos y se generan nuevos empleos en la navegación y puertos”. Según la ingeniera, “uno de los ejemplos sobre los desaciertos logísticos políticos que damos muchos ingenieros en nuestras conferencias es el de Rio Grande ,donde siendo una ciudad costera, teniendo una incipiente industria, no tenga puerto, donde teniendo carreras de Ingeniería como electrónica, Química y Pesquera, nuestros jóvenes profesionales egresados no cuenten con una salida laboral en nuestra Provincia y el pescado que consumimos los fueguinos provine congelado del norte, teniendo una de las plataformas pesqueras más ricas del mundo, donde no tenemos un apostadero naval para el control de la zona norte del atlántico sur, y donde no podemos siquiera poner un polo logístico antártico para terceros países donde Rio Grande por su posición geoestratégica reúne muchas mejores condiciones para el servicio logístico antártico internacional que Ushuaia, pero a su vez siendo esta ciudad capital más adecuada para que se asiente la Dirección Nacional Antártica y el Instituto Antártico, con un centro logístico para nuestra armada, las dos ciudades no competirían entre sí, todo lo contrario se complementarían, lo preocupante es que la dirigencia política atendiendo otras urgencias aun no lo ha percibido. Pero de no tomar acciones en poco tiempo ante los avances de Gran Bretaña y Chile, pasaremos de primer lugar a último lugar, perdiendo una gran oportunidad de ejercer la soberanía sobre nuestro Atlántico sur archipiélagos y nuestro sector Antártico Argentino. ¿De qué soberanía podemos hablar seriamente con lo ante expuesto?”.

– En qué consisten los controles sobre nuestros bienes en general y sobre nuestros recursos marítimos en particular?

“No se puede ejercerla soberanía sobre lo que no podemos controlar y con el gobierno de la Alianza Cambiemos se desarticularon las fuerzas de control fronterizas como Aduana, Prefectura y Gendarmería en su poder de control y fiscalización, con el agravante de convertir a Prefectura y Gendarmería en fuerzas de represión muy alejadas del fin para que fueron creadas. ¿Qué pensaría el General Martín de Güemes al ver a los herederos de sus gauchos que defendieron nuestras fronteras reprimiendo a muchos descendientes de esos gauchos? o ¿qué pensaría nuestro Primer Capitán de Puertos Martín Jacobo Thompson donde en su casa se entonaron por primera vez las letras de nuestro Himno Nacional y fue cuna de la revolución del Pueblo Argentino?.

Todos sabemos que el Río Paraná en manos de puertos manejados por empresas transnacionales es un colador de contrabando de cereales y el mar argentino está abierto al saqueo de pesqueros de otros países y no tenemos ni siquiera un radar en Cabo Espíritu santo al Norte de la Isla Grande de Tierra del Fuego para controlar el tráfico marítimo de que entra o sale del Estrecho de Magallanes, enterándonos por las capitanías de Chile cuando entran de a cientos las flotas de oriente que depredan nuestros mares, si a eso les sumamos las de occidente, nos daremos cuenta que no tenemos poder de ejercer ningún poder ni de control ni de fiscalización.”

-Cual es la importancia de tener un canal en Magdalena y cómo lo relacionamos con la soberanía?

– Sin el canal Sur de Magdalena todo el control del ingreso y egreso del tráfico comercial, científico y militar a las cuencas del Plata, Paraná, Paraguay, Bermejo y Uruguay quedará en manos de Uruguay. Sin el canal Sur de Magdalena la integración marítima Patagónica es inviable, un camión tarde aproximadamente ente 6 y 7 días por tierra desde Buenos Aires a Tierra del Fuego pasando 4 aduanas y dependiendo del tiempo del cruce por la angostura en Chile, si tuviéramos el Canal de Magdalena dragado y balizado en barco tardaría 5 días la mercadería, bajando ostensiblemente los costos de lo que consumimos los fueguinos y el mantenimiento de rutas, solo pensemos que pior la aduana de San Sebastián pasan en ambos sentidos 4.500/5.000 camiones mensuales que transportan 70.000 a 85.000 toneladas de carga mensuales promedio, y donde el puerto de Ushuaia tiene un movimiento aproximado entre 12 mil y 15 mil contenedores anuales que es un 35% del total de las cargas que entran a la provincia el 65% ingresan y egresan por camión vía terrestre. Pareciera que nuestro sistema logístico fueguino hubiera sido diseñado por los tres chiflados. Piensen que hoy una embarcación que viaja de Tierra del Fuego a Buenos Aires, tiene que desplazarse al norte fondear casi frente a Piriápolis en Uruguay, y esperar a un práctico y autorización de ese país para entrar por el Canal Punta de Indio, un canal angosto que solo permite transito unidireccional o se entra o se sale, no permite bidireccional tardano una embarcación 12 hasta 16 días, haciendo todo transporte marítimo patagónico insostenible, perdiendo plena soberanía sobre nuestros mares Vivimos una realidad irracional que resalta más en las preguntas y análisis que realizan los alumnos cuando expongo la situación en las clases que doy de post grado en la UTN de Buenos Aires. Tenemos una oportunidad histórica con este nuevo Gobierno de poder recuperar el sentido común y poder realizar obras de ingeniería sostenibles y estratégicamente planificadas, son decisiones políticas que solo pueden tomarse con Gobernantes que tengan una clara visión de soberanía y amor hacia el Pueblo Argentino, nuestra Bandera Celeste y Blanca y nuestra Nación. Una de las misiones que tienen las casas de altos estudios universitarios es prevenir y difundir las posibles amenazas que se puedan producir sobre nuestros recursos y nuestra soberanía. Ese es el objetivo de la conferencia que brindaremos en el Instituto de Cultura Sociedad y Estado de la Universidad Nacional de Tierra del Fuego Antártida e islas del Atlántico Sur.

*Alejandra Portatadino es Ingeniera Mecánica, Miembro de Ingeniería sin Fronteras Argentina, del ASME Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos, CAI Centro Argentino de Ingenieros, profesora post Grado UTN Buenos Aires, Presidenta de FIPCA Filial Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.