El rector de la UNTDF, Daniel Fernández, explicó que la residencia de la calle Onas, en Ushuaia, cierra sus puertas preventivamente, ante dos supuestos casos de abuso, que ya estarían judicializados.

Ayer, los estudiantes denunciaron el cierre de la misma, por finalizar el contrato de alquiler del lugar. “No refleja lo que está pasando, es una situación compleja. En las últimas semanas se fueron esparciendo rumores sobre cosas que estaban pasando en la residencia. Hechos graves y sensibles que merecían que nos tomemos el tiempo para responder”, dijo Fernández por FM Masters.

Y agregó: “Tiene relación con denuncias de violencia de género que sucedieron en la residencia y que alguno tomó estado público. Alguno ya se judicializó. Ante esto, intentamos ver la situación de la residencia en cuanto a la exposición de los alumnos”.

“Estamos planteando medidas de mitigación para resolver algunas cuestiones, que como autoridades tenemos que buscar y resguardar a los estudiantes que están en la residencia. Proponemos estas acciones para evitar otras situaciones de este tipo, es una medida preventiva. Tenemos la obligación de tomar estas medidas y esto fue lo que se informó a los estudiantes”, afirmó el rector.

Y dijo que “la situación de la residencia también tiene que ver con cómo se maneja, su reglamento, que no ha pasado por el Concejo Superior, ver el tema de la limpieza o de seguridad. La residencia hasta la gestión anterior estuvo a cargo de la secretaría de extensión, pero hoy por hoy no hay personal de la universidad físicamente en la residencia y eso lo tenemos que revisar”.

Fernández adelantó que se están teniendo conversaciones con el municipio de Río Grande para abrir una residencia en la ciudad, y con Ushuaia para ampliar la residencia existente.

“No queremos cerrar la residencia, Queremos minimizar la posibilidad de que esto siga ocurriendo”, concluyó el rector.