Por Silvana Minue- El movimiento barrial “La Poderosa” en Ushuaia busca manos y voces que quieran gestar cooperativismo, militar la comunicación popular y conjugar saberes diversos desde la cultura y la educación popular. “Necesitamos muchos brazos para construir colectividad, cabezas para pensar con empatía y solidaridad, corazones que sueñen en transformar esta realidad”, es la premisa principal. También en Rio Grande, donde están empezando a conformarse.

Los barrios del sur necesitan seguir abriendo espacios de encuentro y empoderamiento para que los territorios puedan gritar a viva voz las luchas que atraviesan, por eso se convoca a quienes quieran colaborar en los distintos ejes que van desde comunicación, géneros, salud, educación, economía, tierra, deporte, cultura hasta la antirepresión.

En declaraciones a TIEMPO FUEGUINO, Roxana, una vecina del Barrio Obrero que milita en la organización barrial desde el 2019 contó qué significa trabajar en red. “Formar parte de La Poderosa es todo para mí, saber que llega el martes y hay que hacer la comida para los demás. Es encontrarnos entre los vecinos, conocernos, si nos organizamos podemos hacer muchas cosas entre todos”, expresó.

Partiendo desde lo comunitario realizan distintas actividades como ollas populares, colonias de veranos para chicos y chicas, talleres para adultos y niños y niñas que van desde fotografía hasta nutrición. Una huerta comunitaria en que producimos papas, lechugas y otras verduras, produciendo su propio alimento.

“La Pandemia nos puso a pruebas”, dijo sobre la escasez de trabajo, consecuencia del COVID-19 tras el aislamiento social que golpeó en los sectores más precarios. No obstante, esta organización vecinal logró desafiar el hambre de familias que la están pasando mal a través de viandas. De 80 porciones que se hacían normalmente, las cifras se dispararon a 350 porciones. “Y seguimos cocinando, dos veces por semana se cocina en la olla popular “Warmis Poderosas” y también hay merienda, hay un promedio por día de 250 platos. Nueve ollas en total contabilizan un promedio de 1800 porciones en todo el mes. A veces baja o sube, pero la gente se va feliz de tener una comida calentita sumado alguna fruta”, expresó Roxi como la conocen en el barrio. Cabe detallar que hay un menú variado que valoriza los saberes gastronómicos ancestrales. “Hacemos sopa de quinoa, también sopa de maní, picante de pollo, entre otras comidas tradicionales bolivianas, ricas en proteínas con muchos ingredientes”.

Militar desde y para el barrio es importante ya que así “nos hacemos escuchar” y “si nos juntamos conseguimos muchas herramientas para todo los vecinos y vecinas, tenemos que estar organizados. Por eso queremos que se sumen más personas”, dijo sobre la invitación abierta a sumarse a un montón de espacios y formas. “Una de las ramas es la comunicación popular que es la que sostiene La Garganta Poderosa, la revista de la organización se expresa desde las voces vecinales. También está la economía popular, la salud desde la mirada comunitaria con respeto del territorio, deporte, cultura. Tenemos un Frente de Géneros, desde el que militamos un feminismo villero, desde las mujeres y disidencias de las barriadas populares, las inmigrantes, las afro descendientes.”, expresó la vecina.

En la Asamblea Interbarrial de La Poderosa en Ushuaia participan distintas zonas populares que van desde el Barrio Obrero, Barrio Mirador, Barrio El Escondido, y a las ollas populares asisten familias de otros barrios también, como el Barrio La Cumbre, El Cañadón, etc. “Hay mucho por hacer, por eso queremos que más personas se sume cualquier persona que tenga ganas de transformar la realidad cada día un poco más”, finalizó. El número de contacto para ser parte de La Poderosa son Ushuaia 2901657709 – Rio Grande 2964561038