-4.3 C
Río Grande
20 de junio de 2024

La madre del sospechoso por el homicidio de Franco amenazó a la testigo

El viernes pasado, en la Comisaría 1ra. de Río Grande, se produjo un nuevo incidente vinculado al homicidio de Franco Agustín García. Carolina Paola Ruiz, madre de Carlos César Toledo, el principal sospechoso del crimen, fue detenida después de amenazar de muerte en la propia sede policial, de manera verbal, a una joven de 18 años, identificada como la novia de la víctima.

El crimen de Franco Agustín García, de 21 años, tuvo lugar el jueves por la noche cuando fue apuñalado en una riña en la esquina de la calle Luis Py y el pasaje Newbery. Actualmente, cuatro jóvenes son sospechosos en relación a este caso: Carlos César Toledo y Leonardo Paillán, ambos detenidos, y dos menores de 15 y 17 años que se encuentran demorados.

El incidente ocurrido en la comisaría generó preocupación en la investigación debido a las amenazas dirigidas a una testigo clave en el caso, justamente la novia de la víctima. Más allá de ser calificadas como «amenazas,» estas acciones pueden considerarse un riesgo procesal significativo para la causa en curso.

El personal policial que presenció el altercado procedió a la detención de Carolina Ruiz. Posteriormente, fue identificada y notificada de sus derechos y garantías, tras lo cual recuperó su libertad. El episodio no solo compromete a nivel personal a la madre del detenido, sino que también representa un riesgo procesal que podría influir negativamente en el caso al intimidar a una testigo de vital importancia.

El sangriento conflicto se originó aparentemente debido a una disputa entre los jóvenes involucrados por la chica, lo que llevó a la trágica pelea y al homicidio de Franco Agustín García. La amenaza a la testigo en la comisaría agrega una nueva capa de complejidad a la investigación, subrayando la necesidad de una evaluación detallada del riesgo procesal en curso.

Por otra parte, las indagatorias relacionadas con el homicidio se llevaron a cabo durante el fin de semana. Los dos detenidos, Paillán y Toledo, fueron citados a declarar, pero solo el último proporcionó su testimonio.

Además, los dos menores demorados en el marco de la investigación también fueron trasladados para prestar declaración, habiendo declarado solo el mayor de ellos. En su declaración, afirmó que estuvo presente en el lugar del crimen y señaló a Carlos César Toledo como la persona que portaba el arma blanca, que aún no ha sido encontrada como parte de la investigación.

EL domingo se obtuvieron numerosas declaraciones testimoniales que apuntan principalmente a Toledo como el responsable de llevar el arma blanca. Los testimonios también remarcan el motivo detrás de la disputa, relacionado con la novia de Franco García, quien fue testigo de todo el incidente. La joven también prestó declaración después de haber sido amenazada por la madre de uno de los imputados.

A pesar de las acusaciones en su contra, Carlos César Toledo decidió declarar ante la jueza María Rosa Santana. En su testimonio, reconoció que se involucró en la pelea con la víctima, pero argumentó que lo hizo en defensa propia, alegando haber sido agredido previamente por la víctima.

Tras la finalización de las declaraciones, las defensas de los imputados presentaron solicitudes de excarcelación, peticiones que deberán ser respondidas por el fiscal en las próximas horas, y se espera que la jueza interviniente tome una decisión antes del próximo lunes.

Compartir

También podés leer

“La declaración de Boric no está a la altura”

El legislador de FORJA fijó posición respecto de la...

La Noche más larga se desarrolla durante tres fines de semana

La secretaria de Cultura y Educación de la Municipalidad...

Blanco explicó por qué cambió su voto

El senador nacional por Tierra del Fuego, Pablo Blanco,...

El gobierno anunció el fin del programa «Argentina Hace»

Javier Milei decidió poner fin al programa "Argentina Hace",...