La ley 1203, de control de tabaco, que fue recientemente promulgada por el ejecutivo provincial, tiene a la ley 19640 como contraparte, ya que la misma exime de impuestos, entre otros productos, a los cigarrillos.

Así lo señalan desde la organización ALIAR (Alianza Libre de Humo) que logró, luego de 8 años, la aprobación de la primera ley provincial que prohíbe la exhibición del atado de cigarrillos.

El tabaquismo es la primera causa de muerte temprana prevenible, con enfermedades cardiovasculares y respiratorias. En la provincia hay un alto índice de muertes por cáncer de mama, de pulmón o infartos en las mujeres, el doble que en los hombres. “Hacia los 45 años las muertes se dan por estas enfermedades tabaco-dependientes”, dijo Patricia Crocci, referente de ALIAR, por FM Del Pueblo.

Patricia fue una de las impulsoras de la ley a nivel local, que luego de 8 años, con la intervención del ministerio de Salud de la Nación y de la abogada de ALIAR, finalmente fue aprobada por la legislatura local.

“El valor de esta ley no solo contempla los derechos de los pibes sino también que les quebramos el brazo a las tabacaleras”, dijo Croci. La referente de ALIAR señaló que en Tierra del Fuego se ha logrado que baje la exposición de las personas que fuman en espacios públicos privados, luego de aprobadas las ordenanzas en los municipios de Río Grande y Ushuaia para declarar estos ambientes libres de humo.

“Esa es una batalla enorme, hace unos años todos fumaban en todos loados. Este cambio cultural salva vidas. Nosotros no estamos en contra del fumador, sino de que respete los espacios cerrados. Que se ponga la campera y se vaya a fumar a 10 mts de puertas y ventanas”, recomendó Croci.

En 2016 hubo un aumento de impuestos internos, para que disminuyera el consumo. Ahora, a comienzos de este año se redujo a 68% ese impuesto, por lo que no puede haber cigarrillos con un precio inferior a $28. Pero el resultado no fue el esperado, porque no provocó la disminución de la prevalencia.

“En Tierra del Fuego, por la ley 19640 se exime de impuestos al tabaco, significa que en esta adicción legal haya una accesibilidad de los pibes al cigarrillo, que tiene el precio de la golosina. Y la edad de inicio del fumador es de 12 años”, señaló Croci.

Ahora hay un proyecto de ley en legislatura donde se pide un aumento de tasas al tabaco para que se equipare en precio a nivel nacional. Cabe recordar que el precio de los cigarrillos en Argentina es el más barato de la América del Sur.