Por Silvana Minue-El Juzgado de Primera Instancia de Familia y Minoridad Nº2 de la ciudad de Río Grande, a cargo de Marina Montero, a partir del planteo realizado por la madre de la menor, tomó la decisión de quitar del documento de identidad de una niña de 10 años el apellido de su padre abusador.

Los argumentos esgrimidos por la madre de la mujer, es que el Documento Nacional de Identidad (DNI) de su hija, con el nombre de su expareja condenada por la Justicia penal en 2015, le genera a la niña “problemas psicológicos”.

La Justicia ya había ordenado la supresión del apellido del abusador en el DNI de la niña, pero debido a un cambio de formato instrumentado por el Registro Nacional de las Personas (Renaper) el nombre del padre biológico seguía figurando en el dorso del documento.

Ante ello, la jueza Montero resolvió ahora ordenarle al Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas, la “supresión de los datos filiatorios paternos del dorso del DNI de la menor”. En declaraciones al canal TN, “Mariana”, la madre de la niña dijo que “el fallo se logró tras muchos años de lucha y peticiones, además de errores y falencia tanto de abogados y jueces”.

Además, el caso marca jurisprudencia y se escuchó a la víctima. “Mi hija al ser violado por progenitor y al no querer saber nada del abusador que le arruino la vida, se le ordena al RENAPER a que se eliminé todo dato y rastro del él en el DNI de ella”, explicó y agregó “tuve reuniones con la jueza y ella me propuso hacer un juicio de extensión. Pero esa instancia se hacía muy larga entonces averiguando con la abogada, presentamos otro escrito y se hizo una nueva reunión para explicar y saltó el fallo porque era todo muy claro”.

“No solo me voy a quedar con la respuesta de la jueza, voy averiguar mas, porque entiendo que hay jueces que se atienden a leyes retrógradas que se deben reformar. Por lo cual con el fallo quedo en claro que somos víctimas de leyes maliciosas y con esto quedó demostrado que se pueden dar sanciones inmediatas mucho más cuando el daño es moral. Ojalá mucha gente se sume para cambiar leyes retrogradas”, finalizó.