Mediante un cable en su propia página web, DyN informó que el próximo 23 de noviembre llevará adelante una “asamblea extraordinaria” de accionistas, para tratar la disolución de la empresa. Al día siguiente comenzarán a recibir los telegramas de despidos.

Los trabajadores se informaron por ese medio y se declararon en estado de asamblea, sin publicar cables durante parte de la jornada. Para la provincia, que contaba con un corresponsal desde hace casi 10 años, significará una vía de acceso menos a los medios de comunicación nacionales.

En un rápido accionar, los trabajadores de la Agencia iniciaron una campaña este lunes, con el objetivo de mostrar 35 años de periodismo. Mediante el hashtag  #DYNEstuvoAhi publican a diario diferentes momentos que fueron icónicos de la historia, solicitando el retwit para quienes ven las publicaciones.

También y mediante el hashtag #NoalCierredeDyN, diferentes sectores se manifiestan apoyado al todo el personal que se verá afectado y rechazando la medida tomada por la cúpula de los accionistas.

Por otra parte, los trabajadores expresaron que siguen atentos a los pasos que dará la patronal, reclamando “el cobro de hasta el último peso que corresponda como indemnización”.

El Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), se expresó al respecto señalando que “cada cierre de un medio periodístico significa no sólo la pérdida de puestos de trabajo, sino también un deterioro en la calidad y pluralidad de la información, a la que la sociedad tiene derecho a acceder”.

El despido afectará a periodistas, fotógrafos, técnicos y administrativos que perderán su trabajo a fin de mes por decisión de sus principales accionistas, las empresas editoras de los diarios Clarín, La Nación, La Gaceta de Tucumán y Río Negro.