El presidente de la DPE le presentó a los legisladores un proyecto para adquirir un equipo generador de energía, luego de que la empresa proveedora decidiera no continuar con ese servicio debido a la baja de los subsidios a nivel nacional.

La última turbina instalada en Ushuaia pertenece a una empresa privada, y produce 15 megas de potencia y estaba subsidiada por el gobierno nacional. La DPE le compraba la electricidad.

Con la baja de los subsidios a nivel nacional por debajo del 20%, al empresa decidió no seguir porque no mantiene los costos de funcionamiento.

Por lo que, desde la DPE se presentó un proyecto en legislatura para comprar la turbina y poder mantener los 15 megas.

”Hemos planteado que necesitábamos comprarla para tener energía y no comprarla a otro. Por eso dejamos el proyecto. Les hemos informado que estamos trabajando con el ministro de economía para poder comprar una maquina nueva”, dijo el presidente de DPE Alejandro Ledesma.