Ayer, en una reunión del COE con los municipios se informó sobre la situación epidemiológica de la provincia, y se confirmó que ya están circulando las cepas británica y la de Manaos en la provincia.

En abril, desde el laboratorio de Salud Pública de Tierra del Fuego se enviaron muestras al Instituto Malbrán, en el marco de la vigilancia genómica que se hace a nivel país. Cuando volvieron los resultados de las muestras de la ciudad de Ushuaia, se detectó la positividad de las cepas mencionadas.

La estrategia del Gobierno Nacional, que implementa la vigilancia genómica constante, es poner en evidencia la circulación poblacional de las nuevas cepas, que no presentaron un nexo con personas que hayan viajado fuera del país.

“En la provincia, con el CADIC y la UNTDF hemos realizado la secuenciación de genomas de la provincia desde el inicio de la pandemia. La información nos permite saber las variantes que han circulado desde que comenzó la pandemia”, dijo el Dr. Ivan Gramundi es Director de laboratorio de Salud Pública de Tierra del Fuego.

Y agregó: “Dentro de la conducta médica no cambia nada, porque el procedimiento es el mismo, el virus es el mismo, es una copia de la cepa salvaje, nada más que introduce cambios ese genoma, y le dan ventaja sobre el resto de las variantes y se instalan como de mayor circulación”.

“Estas dos cepas se ha visto que tienen una tasa más alta de transmisión, infectando a mayor cantidad de gente en menor tiempo. El caso sospechoso que termina siendo aislado, debe cumplir con el aislamiento porque ahí reside la capacidad de detener al virus. Si no lo respetamos favorecemos la diseminación del virus”, subrayó.

Y afirmó que “a la persona contagiada no se le informa que tiene esa cepa. Si por alguna razón esa persona termina siendo internada, se la contacta, pero no es necesario saber que variantes tiene uno, porque es probable que esa variante vaya desplazando a la otra”.

Gramundi pidió “colaborar con el distanciamiento físico, con el lavado de manos, y cortar con las reuniones sociales”.

“Se está haciendo todo el esfuerzo para vacunar todo lo que se puede, más rápido. Pero el resto es también un aporte individual de cada una de las personas”, concluyó.