La ordenanza aprobada por el concejo deliberante de Río Grande que prohíbe conducir bajo los efectos del alcohol, aún no se encuentra promulgada.

“Estamos esperando el decreto de promulgación de la ordenanza, todavía no está operativa pero en pocos días se va a publicar en el boletín oficial”, dijo el concejal Paulino Rossi por Radio Provincia Ushuaia.

La penalidad por alcoholemia positiva arranca desde los 40 mil pesos. La otra cuestión que se modificó en la última sesión del concejo deliberante fue la modificación de la penalidad por evadir controles, que ahora asciende casi a los 100 mil pesos.